México cerró a la navegación el puerto petrolero Cayo Arcas en la zona del Golfo por malas condiciones climatológicas, dijo el sábado el Gobierno.

Sin embargo, seguían abiertas las otras dos grandes terminales petroleras en la zona, Dos Bocas y Coatzacoalcos, de acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

México envía gran parte de sus exportaciones de crudo, principalmente a Estados Unidos, a través de esas tres terminales marítimas.