El presidente de China, Xi Jinping, reveló el martes una amplia serie de medidas para abrir la economía de su país, incluidas acciones enfocadas a reducir los aranceles a la importación y las barreras a la inversión en el mercado chino automotriz, el más grande del mundo.

También anunció mejoras en las leyes de propiedad intelectual y se pronunció a favor de la apertura del comercio internacional y en contra de una mentalidad de guerra fría, a la que hizo referencia al hablar de barreras comerciales.

“Este año, reduciremos considerablemente los aranceles de importación de automóviles y, al mismo tiempo, bajaremos las tarifas de importación en algunos otros productos”, dijo Xi en el foro chino Boao para Asia, en la provincia de Hainan.

China importó 1 millón 210,000 automóviles en 2017, un alza interanual de 16.8%, según la Asociación de Comerciantes de Automóviles de China (CADA, por su sigla en inglés). Actualmente, el arancel aplicado al vehículo importado es de 25 por ciento.

Xi anticipó que China elevará el límite de propiedad extranjera en el sector automotor “lo antes posible” e impulsará medidas previamente anunciadas para abrir su sector financiero.

De acuerdo con las leyes de China, la fabricación de vehículos automóviles completos, vehículos de uso especial y motocicletas, al menos en 50% de las acciones, debe pertenecer a ciudadanos chinos.

Un inversor extranjero puede establecer, como máximo, dos empresas conjuntas de capital en China continental con el fin de fabricar las mismas categorías de vehículos completos, es decir, las categorías de automóviles de pasajeros, de vehículos comerciales o de motocicletas.

La restricción relativa al establecimiento de un máximo de dos empresas conjuntas de capital no es aplicable en el caso de que el mismo inversor extranjero participe en la fusión de otros fabricantes nacionales de automóviles junto con sus asociados chinos en la empresa conjunta.

En 2017, según estimaciones de Scotiabank, en China se vendieron 23.3 millones de automóviles, mientras que en Estados Unidos la cifra fue de 17.8 millones de unidades.

El gobierno chino ha identificado industrias donde el estado debería tener control total o debería dominar. Estos incluyen automóviles, aviación, banca, carbón, construcción, tecnología ambiental, tecnología de la información, seguros, medios, acero, petróleo y gas, electricidad, ferrocarriles, transporte marítimo, telecomunicaciones y tabaco.

Las tasas arancelarias de China de 80-100% para los automóviles se redujeron a 25% en 2006. A pesar de estos recortes, la tarifa de China en autos es 10 veces más alta frente a la de Estados Unidos, de 2.5 por ciento. Además del arancel, China establece un impuesto al valor agregado de 17% sobre la mayoría de las importaciones; 45% de la producción de vehículos automotores del mundo se localiza en los países en desarrollo de Asia, con China como el mayor fabricante de vehículos, con 30% del total a nivel global, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El sector automotor está atravesando un profundo proceso de transformación y se está convirtiendo en un catalizador e impulsor de grandes cambios tecnológicos y productivos.

“La guerra fría y las mentalidades de suma cero se ven aun más fuera de lugar” en esta era de globalización, dijo Xi. “Esperamos que los países desarrollados dejen de imponer restricciones al comercio normal y razonable de productos de alta tecnología y relajen los controles de exportación sobre ese comercio con China”.

Medidas restrictivas de China en el sector automotriz

  • Arancel a la importación de 25% frente al de 2.5% de Estados Unidos.
  • Impuesto al Valor Agregado de 17% sobre la mayoría de las importaciones.
  • Un inversionista extranjero puede establecer, como máximo, dos empresas conjuntas de capital en China por cada una de las siguientes categorías: automóviles de pasajeros, vehículos comerciales y motocicletas.
  • La cláusula de dos empresas conjuntas no aplica cuando haya una fusión de empresas chinas en la misma categoría.
  • La fabricación de vehículos automóviles completos, vehículos de uso especial y motocicletas, al menos en 50% de las acciones, debe pertenecer a ciudadanos chinos.

se recuperan índices más importantes

Aire puro para Bolsa de Nueva York

El precio de las acciones cerró con sólidos avances en la Bolsa de Nueva York, luego de que la preocupación de los inversionistas por la creciente tensión en materia comercial entre Estados Unidos y China disminuyó después de que el presidente del país asiático, Xi Jinping, prometió recortar los aranceles a la importación a productos estadounidenses.

El sector tecnológico, que podría estar particularmente expuesto al impacto negativo de relaciones comerciales tensas con China, brindó el mayor impulso al S&P 500.

Las acciones de Facebook fueron las que más hicieron ganar al índice S&P 500, con un avance de 4.5% —su mayor ganancia porcentual diaria en casi dos años— después de que su presidente ejecutivo, Mark Zuckerberg, comenzó a dar testimonio ante el Congreso y responder preguntas de los legisladores.

El índice energético fue el de mayor ganancia porcentual entre los 11 sectores del S&P, con una subida de 3.3% luego de que el petróleo superó los 70 dólares por barril.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 1.79%, a 24,408 unidades, mientras que el S&P 500 ganó 1.67% a 2,656.87 unidades. El NASDAQ Composite avanzó 2.07%, a 7,094.30 unidades.

Sólo servicios públicos y bienes raíces, sectores sensibles a las tasas de interés, terminaron en baja luego de que los precios al productor en EU subieron más que lo esperado y sugirieron un fortalecimiento de la inflación, lo que indicaría tasas más altas.

Las acciones de Sprint Corp se dispararon 17.1% tras reportes de que la compañía ha reiniciado negociaciones para ser comprada por T-Mobile US Inc.

Los títulos de T-Mobile subieron 5.7 por ciento.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró una ganancia de 0.57% al cierre de operaciones y en línea con los mercados en Estados Unidos.

El S&P/BMV IPC terminó con un alza de 272.55 puntos respecto al nivel previo, con lo que su principal indicador accionario se ubicó en 48,331.51 unidades. (Redacción, con información de Reuters y Notimex)

rmorales@eleconomista.com.mx