China anunció una serie de nuevas medidas para aliviar el financiamiento de los pequeños negocios, en medio de una epidemia que ha estado presionando con fuerza a la segunda mayor economía del mundo.

Pekín aumentará las cuotas de sus représtamos y redescuentos en yuanes en 500,000 millones para ayudar a que los bancos más pequeños aumenten su apoyo a las pequeñas y medianas empresas, reportó la televisión estatal china, citando una reunión del gabinete nacional.

Las firmas más pequeñas, con menos reservas de liquidez y de colaterales, están sufriendo especialmente por la epidemia que ha acabado con la vida de más de 2,600 personas e infectado a más de 77,000 en China.

Los bancos comerciales deberían trabajar duro para rebajar “de forma significativa” las tasas de préstamo e incrementar sus créditos a pequeñas empresas, indicó la televisión estatal citando una declaración del gabinete.

El banco central chino se ha comprometido igualmente a aumentar su apoyo a la economía.

China también mejorará la política de cuotas de préstamos bancarios en 350,000 millones de yuanes para generar líneas de crédito para empresas privadas pequeñas y medianas, según se acordó en la reunión del gabinete.

Los bancos están siendo conminados a aplazar el pago de intereses a firmas elegibles —como pequeñas y medianas empresas y negocios individuales que sufran dificultades financieras— hasta el 30 de junio, indicó. Todas las compañías en la provincia de Hubei son elegibles.