China no quiere la guerra comercial que inició Estados Unidos, porque en ella todos pierden; pero deberá ser la administración del presidente Donald Trump quien la pare, aseveró Qiu Xiaoqi, embajador de China en México.

“No tenemos miedo frente a estos chantajes y amenazas, estamos preparados para responder si quieren una guerra comercial, y vamos a llegar hasta el final”, advirtió el diplomático en una conferencia de prensa.

La Oficina del Representante Comercial de la Casa Blanca recomendó el 3 de abril que Estados Unidos aplique un arancel de 25% a 1,300 productos de origen chino por valor de 50,000 millones de dólares anuales, incluyendo medicamentos, semiconductores, maquinaría agrícola, robots industriales y autos.

Qiu destacó que, 12 horas después de este anuncio, China informó que impondrá aranceles de 25% a la importación de 106 productos originarios de Estados Unidos que suman un valor de 50,000 millones de dólares anuales, entre ellos soya, automóviles, químicos, aviones, whisky y artículos de plástico.

“China formuló esta lista con el mismo valor, ni un dólar menos ni un dólar más”, comentó el embajador.

El 5 abril, Trump amenazó con imponer aranceles adicionales a las importaciones de productos de China por un valor de aduana de 100,000 millones de dólares por presuntas prácticas ilegales de propiedad intelectual y transferencia de tecnología.

Qiu sostuvo que en respuesta, “en menos de dos horas”, China planteó que si estas restricciones entran en vigor, “vamos a responder con la misma medida, con la misma fuerza y con el mismo impacto, ni más ni menos”.

Este martes, el gobierno chino informó que eliminará los topes de propiedad extranjera para las compañías que fabrican vehículos híbridos y completamente eléctricos en 2018, para las de vehículos comerciales en 2020 y para los automóviles en general en 2022, entre otras medidas de apertura.

“Eso no es resultado de la presión de Estados Unidos; al contrario, son iniciativas para el mejor desarrollo de China”, afirmó Qiu.

Por su parte, el presidente de la Sección para Asia y Oceanía del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Sergio Ley, opinó que en una guerra comercial China tiene menos que perder, porque su comercio es más diversificado y su base manufacturera es más sólida, contrario a Estados Unidos.

 

más compras

China promueve megaexpo

China promoverá sus importaciones con una megaexposición en la que espera la participación de 120 países, un evento que no ha sido llevado a cabo por ninguna potencia económica.

Se trata de la primera Exposición Internacional de Importaciones de China en Shanghai, del 5 al 10 de noviembre, la cual forma parte de su estrategia La Franja y Ruta.

“Por primera vez, una potencia económica mundial realiza una exposición de estas características”, aseveró Qiu Xiaoqui, embajador de China en México.

Zhong Shan, ministro de Comercio de China, ha indicado que su país facilitará la participación de todas las naciones y dará más preferencias a los países en desarrollo y los menos adelantados. En su estimado, más de 120 países y organizaciones internacionales enviarán representantes a la expo y 150,000 compradores profesionales irán a hacer negocios.

Qiu comentó que las grandes ferias y exposiciones de comercio internacional del mundo se enfocan en apoyar a empresas nacionales a exportar, pero no a importar.

La zona de la exposición consta de dos secciones: la de comercio de bienes y la de comercio de servicios.

“Para México se trata de una gran oportunidad, porque tiene un comercio muy grande con una sola región del mundo”, comentó Qiu. Con la población más grande del mundo, China es la segunda mayor economía así como el segundo mayor importador y consumidor en el mundo. hoy en día, China ha entrado en una nueva etapa de desarrollo en la que la escala de consumo sigue aumentando, lo que indica un enorme espacio de crecimiento en el consumo y en la importación.

Se estima que China importará en los próximos 15 años bienes por un valor de 24 billones de dólares.

[email protected]