En su guerra comercial con Estados Unidos, China ha evidenciado su fortaleza comercial, al mantener competitivas más de 75% de sus exportaciones al mercado estadounidense a pesar de pagar aranceles de 25%, destacó la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Desde mayo, la administración del presidente Donald Trump ha endurecido sus medidas bajo la Sección 301 sobre China al aumentar de 10 a 25% los aranceles a la importación de la Etapa 3 a productos chinos por un valor anual de 238,000 millones de dólares.

Paralelamente, hay productos de origen chino que no pueden ser sustituibles en el mercado estadounidense. A raíz de ello, Estados Unidos ha establecido un proceso interno formal para solicitar exclusiones arancelarias, administrado por la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés).

La USTR ha emitido exclusiones arancelarias de forma continua, cubriendo aproximadamente 350 líneas arancelarias hasta la fecha (más de 8,000 líneas arancelarias están actualmente afectadas por aranceles estadounidenses adicionales).

De enero a septiembre del 2019, China exportó productos al mercado estadounidense por un valor de 341,960 millones de dólares, una baja de 13.4% interanual.

En un análisis de la UNCTAD que abarca de enero a junio del año en curso, los aranceles de Estados Unidos sobre China han provocado una disminución de las importaciones de productos en aproximadamente 25 por ciento.

“Si bien es de gran relevancia, esta cifra también muestra la competitividad de las empresas chinas, que a pesar de los aranceles sustanciales, aún pudieron mantener 75% de sus exportaciones a Estados Unidos”, dijo.

En otra vertiente, los aranceles de la Sección 301 sobre las importaciones estadounidenses desde China representan más de 90% del comercio afectado por las acciones arancelarias de la administración Trump. Además, el gobierno de Estados Unidos ha anunciado planes para aranceles adicionales de la Etapa 4 de 15% que cubren casi todas las importaciones bilaterales restantes. La primera fase de los aranceles de la Etapa 4 entró en vigencia el 1 de septiembre, y la segunda fase (Etapa 4B), que cubre principalmente bienes de consumo, entraría en vigencia el 15 de diciembre.

[email protected]