Aun con su aumento de salarios y de costos de producción, China domina ampliamente el mercado mundial de textiles y prendas de vestir y continúa rompiendo sus propios récords.

En el 2011, China exportó al mundo textiles por 74,629 millones de dólares y prendas de vestir por 165,912 millones de dólares, máximos históricos para ambos casos.

Estos montos se traducen en que uno de cada cuatro textiles importados en el mundo tiene su origen en China y una de cada tres prendas de vestir importadas fue confeccionada en ese mismo país.

En contraste, México participó sólo con 0.5% de las exportaciones globales de textiles y con 1.1% en las de prendas de vestir, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En ese contexto, el gobierno de México inició el procedimiento para levantar un panel de solución de controversias en contra de China en la OMC por otorgar subsidios prohibidos en los sectores textil y del vestido.

Independientemente de cuánto exporte, México quiere defender su planta productiva, y para denunciar subsidios rojos no necesita acreditar daño, sino simplemente el hecho de que China incurre en una violación a los acuerdos , dijo Gustavo Uruchurtu, consultor del despacho Uruchurtu y Asociados Abogados.

La Secretaría de Economía no optó por solicitar las salvaguardias de transición, las cuales se encuentran previstas en el protocolo de adhesión de China a la OMC, porque sus efectos no pueden ir más allá del 11 de diciembre del 2013.

El Ministerio de Comercio de China informó que resolverá apropiadamente la solicitud de México, siguiendo los procedimientos establecidos en la OMC.

En el 2011, las exportaciones mundiales de productos textiles sumaron 289,381 millones de dólares y las de prendas de vestir ascendieron a 466,964 millones de dólares.

rmorales@eleconomista.com.mx