La agencia de planificación de China publicó una nueva lista de industrias a las que alentará, restringirá o directamente prohibirá, en un anuncio que podría tener un impacto de largo alcance sobre la inversión en el país durante los próximos años.

La lista servirá como una directiva para los órganos reguladores del país a la hora de formular políticas sobre impuestos, créditos bancarios y comercio, además de ser una referencia para que Beijing decida qué inversiones extranjeras son bienvenidas.

En un comunicado donde se sintetizaron las nuevas directivas, la Comisión Nacional para el Desarrollo y la Reforma dijo que la lista efectúa cambios a la versión anterior publicada en diciembre del 2005, para reflejar los cambios tecnológicos y el desarrollo industrial que han tenido lugar.

"Algunos productos siderúrgicos, no ferrosos y de materiales para la construcción han experimentado un severo exceso de capacidad, por lo cual no alentaremos esas áreas", precisó la comisión.

En el caso de los sectores calificados como "para ser alentados", normalmente a los inversionistas se les facilita la obtención de aprobaciones del Gobierno, además del acceso a créditos blandos y a un tratamiento impositivo preferencial.

En cambio, dentro de las industrias catalogadas como "restringidas" o "para ser eliminadas", hay dificultades para conseguir permisos y seguir operando.

Por ejemplo, estos últimos proyectos serían los primeros en ser suspendidos en caso de restricciones de electricidad por escasez de energía.

La nueva lista agregó los rubros equipos para el transporte y trenes suburbanos, junto con aparatos para seguridad pública, a la categoría de "sectores alentados".

RDS