Puebla, Pue. LA INDUSTRIA automotriz china tiene planes de expansión, especialmente en países en desarrollo con infraestructura para fabricar vehículos y exportarlos a mercados regionales, lo cual representa una oportunidad para México, dio a conocer el investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Puebla, Juan Carlos Gachuz Maya, quien agregó que entre las empresas que muestran ese interés están: China Zhong­xing, Beijing Automotive y Chery Automobile.

Entrevistado por El Economista, comentó que ante ello el gobierno federal debe duplicar sus esfuerzos por atraer la inversión de dicho país, así como impulsar alianzas entre empresas chinas y mexicanas.

Lo anterior lo dijo debido a que el país depende principalmente de las exportaciones hacia Estados Unidos, lo que lo hace vulnerable.

El también Director de Posgrados del ITESM en Puebla indicó que el establecimiento de joint ventures -es decir alianzas- entre empresas trasnacionales, principalmente chinas y mexicanas, permitirá la transferencia de tecnología de las primeras hacia las segundas.

Explicó que ése fue el camino que siguió China y logró incrementar en 710% su producción de vehículos en tan sólo 10 años, pues en 1999 fabricaba 1 millón 829,953 unidades y en el 2009 fabricó más de 13 millones, de las cuales una parte importante ya son marcas propias.

ESTUDIO EN MANO

Con datos basados en su estudio The development of the automotive industry in China: opportunities for Mexico , que presentó en la Universidad de Harvard a finales del año pasado, Gachuz Maya agregó que dicho país logró desplazar a naciones que figuraban entre los líderes mundiales en la fabricación de automotores, como Inglaterra, Alemania y Canadá, y los pronósticos indican que para el 2015 China será el líder en la producción y ventas de automóviles a nivel mundial.

[email protected]