Unipec, brazo comercial de la gigante china de refinación Sinopec, ha vetado el uso de embarcaciones vinculadas a los flujos de petróleo desde Venezuela durante el último año, según fuentes familiarizadas con el asunto y una cláusula contractual vista por Reuters el jueves.

La medida se conoce luego que Exxon Mobil Corp también prohibió la semana pasada el uso de embarcaciones relacionadas con Venezuela.

Los costos de fletar tanqueros para transporte de crudo se han disparado en las últimas semanas tras sanciones de Estados Unidos a compañías marítimas chinas por supuestamente continuar haciendo negocios con Irán. La decisión de Exxon y Unipec también está añadiendo presión a los fletes.

La cláusula contractual de Unipec exige que los buques que la empresa contrate no hayan tocado puertos venezolanos en el último año, según un documento visto por Reuters.

Unipec y Sinopec no pudieron ser contactadas de inmediato para hacer comentarios.

Washington ha impuesto este año varias sanciones a Venezuela buscando la salida del poder del presidente Nicolás Maduro, cuya reelección en el 2018 es considerada una farsa por Estados Unidos y decenas de otros países.

Algunas de esas medidas han llevado a firmas operadoras de tanqueros a dejar de transportar crudo producido por la estatal venezolana Pdvsa, contribuyendo a la acumulación de inventarios de crudo en el país socio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La presión sobre Venezuela ha coincidido con la imposición de sanciones a dos unidades de la china COSCO, que opera más de 50 grandes petroleros, alegando que las subsidiarias violaron las sanciones de Estados Unidos contra Irán.

La china CNPC y sus unidades Chinaoil y PetroChina Co. dejaron de cargar crudo venezolano en agosto tras una nueva ronda de sanciones por parte de Washington al país sudamericano, según fuentes cercanas al comercio bilateral.

CNPC y Petrochina fueron hasta mayo los principales clientes de Pdvsa.

Rosneft de Rusia se ha movido recientemente para ayudar a Pdvsa a drenar una parte de sus inventarios de petróleo enviando embarcaciones para cargar crudo venezolano con destino a Asia.

Pdvsa espera entregar este mes a Rosneft al menos 7.9 millones de barriles de petróleo venezolano, equivalente a 255,000 barriles por día (bpd), según un documento interno de Pdvsa.