La empresa nacional China Offshore Corporation invertirá hasta 289 millones de dólares en un lapso entre cuatro y 10 años para explorar el bloque 1 del Cinturón Plegado Perdido en aguas profundas mexicanas, luego de que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) autorizó su plan de exploración que incluye la perforación de un mínimo de dos y máximo cuatro pozos en el área.

De acuerdo con la presentación del plan de uno de los dos bloques que le fueron adjudicados a la empresa china en la Ronda 1.4, durante el primer trimestre del 2019 perforará el pozo Ameyali a un tirante de agua de 1,440 metros y que llegará a una profundidad de 4,700 metros. Este pozo tiene un costo superior a los 90 millones de dólares.

En caso de que resulte exitoso, buscará perforar su delimitador, o bien, podría perforar un segundo pozo exploratorio, de nombre Tlami, para buscar aceite ligero y gas, también con su estructura delimitadora. “Dependerá de los resultados que vaya obteniendo en el proceso”, explicó la comisionada de la CNH, Alma América Porres, en la quinta sesión ordinaria del año del órgano de gobierno del regulador.

Entre sus compromisos está la realización de 21 actividades distintas que van desde adquisición de sísmica tridimensional hasta interpretaciones de información que durarán varios meses. China Offshore Corporation presentó una estimación de 478 millones de barriles como recursos prospectivos en el área y consideró que en caso de éxito podrían transformarse en reservas totales de 225 millones de barriles, que equivalen a poco más de 1% de las reservas totales de México.

RONDAS 2.3 Y 3.2

El próximo miércoles 25 de abril firmará su contrato petrolero el único que faltó en la Ronda 2.3: el consorcio liderado por la estadounidense Roma Exploration and Production, que junto con las mexicanas Tubular Technology, Suministros Marinos e Industriales de México y Golfo Suplemento Latino, ya tienen otro contrato terrestre derivado de la Ronda 1.3 junto con la estadounidense GX Geoscience. Y es que el pasado 8 de diciembre sólo 13 de los 14 licitantes ganadores de los contratos de licencia de esta licitación en campos terrestres firmaron con la CNH, luego de que la empresa de origen chino, Shandong and Keruy Petroleum, en consorcio con las mexicanas Sicoval y Nuevas Soluciones Energéticas, desistió firmar este contrato en el bloque 6 de Burgos (ya que se quedó con otros dos que son contiguos en la provincia geológica Salina del Istmo de las Cuencas del Sureste), con lo que fue obligada a desembolsar la garantía de seriedad de 250,000 dólares que fueron depositados en el Fondo Mexicano del Petróleo.

Sin embargo, la oferta ganadora de este primer lugar incluía un bono en efectivo de 2.179 millones de dólares, pero el segundo lugar que se quedó con el contrato sólo entregó 1.5 millones de dólares, ya que fue su oferta en efectivo, informaron en la sesión del órgano de gobierno.

[email protected]