El grupo embotellador y cervecero chileno CCU planea inversiones por unos 1,025 millones de dólares en el período 2016-2019, recursos que destinará a fortalecer sus operaciones en Chile y en las unidades de negocios que posee en Sudamérica.

CCU, controlada por el grupo chileno Quiñenco y la multinacional Heineken, definió en su memoria del año pasado un "Plan Estratégico" para los próximos cuatro años orientado a consolidar el crecimiento de la empresa y mejorar la eficiencia.

NOTICIA: CCU planea invertir 380 mdd en planta de Chile

"Nos hemos propuesto crecer rentablemente en todas nuestras categorías y negocios en los seis países donde estamos presentes y, al mismo tiempo, incrementar nuestra eficiencia a través del plan", dijo Andrónico Luksic, presidente del directorio de la empresa, en una carta a los accionistas.

CCU cuenta con unidades en Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Colombia.

NOTICIA: Chilena CCU invertirá 350 mdd para fortalecer inversión en Sudamérica

Según el plan, casi 500 millones de dólares se destinarán a inversiones en Chile y unos 210 millones de dólares a la operación Río de la Plata -que incluye a Argentina y Uruguay-, mientras que en la división Vinos se inyectarán aproximadamente 67 millones de dólares.

El programa contempla además cerca de 250 millones de dólares disponibles para otros negocios.

NOTICIA: Fusión de SABMiller - AB InBev presionará a CCU en Chile

El grupo anotó un leve alza interanual de 1% en su ganancia del 2015, para alcanzar el equivalente a 170 millones de dólares, un resultado que estuvo por debajo de lo esperado por los analistas.

abr