Tras la aprobación que el miércoles entregó la Cámara de Diputados al proyecto de migración y extranjería, el gobierno chileno confirmó su apertura a elevar la cuota legal para la contratación de trabajadores extranjeros en una misma empresa.

Tras inaugurar el seminario “Mejorando el Marco Fiscal Chileno: Lecciones de la Experiencia Nacional e Internacional”, organizado por el gobierno y el Fondo Monetario Internacional, el titular de las finanzas públicas, Felipe Larraín, aseguró que “estamos abiertos a escuchar opiniones”.

Cabe recordar que el Ejecutivo propuso elevar de 15% actual a 30% el tope de trabajadores migrantes para un mismo empleador, pero en el marco del proyecto aprobado, un grupo parlamentario busca que dicha cifra llegue hasta 40 por ciento.

Además, el secretario de Estado destacó el aporte que realizan estos trabajadores a la productividad, materia en la que se dio a conocer que el país logró un aumento de 1.3% anual durante el 2018.

“La migración es un fenómeno positivo porque los migrantes vienen a apoyar el proceso productivo y tienen tasas de participación laboral significativamente mayores”, dijo Larraín. Sostuvo que los migrantes son bienvenidos, pero que “sigan llegando en forma ordenada, regular y legal”.

En tanto, comentó que el fenómeno migratorio “es consistente que ayude a aumentar la productividad, pero también que ponga un freno a los incrementos de remuneraciones, particularmente en algunos segmentos. Ambas cosas son consistentes”.

Sobre el alza de la productividad total, enfatizó que “viene a reafirmar que la economía en el 2018 no sólo creció, generó empleos y tuvo una recuperación muy significativa de la inversión, sino también en materia de productividad”.

Además, explicó que la productividad es “aquella parte del crecimiento económico que no está explicada por la mera acumulación de factores, capital y trabajo, por valiosos que sean, sino que es por combinar mejor los factores productivos, y eso nos alegra mucho que haya ocurrido”. Por ello, “es un quiebre de tendencia y es un quiebre muy importante”. Remarcó que “nuestro desafío es que este 1.3% del 2018 permanezca en el tiempo y para eso estamos trabajando”.

Institucionalidad fiscal

Tras dar inicio al seminario mencionado, Larraín refirió que la instancia servirá para “revisar la experiencia de Chile.

Y la vamos a contrastar con algunas de las experiencias consideradas más exitosas en materia de institucionalidad fiscal internacional”.

Además, destacó que éste es un momento especial en la materia, tras la aprobación del Consejo Fiscal Autónomo, instancia que calificó como un avance muy significativo, pero que forma parte de una política que trasciende a los gobiernos.

Esto “no ocurre sólo ahora, sino desde el 2001, que venimos dando pasos muy importantes a través de diversos gobiernos”, agregó. Remarcó que las instituciones “son las que permiten responder mejor en periodos en los que somos puestos a prueba”.