Desde que el expresidente Hugo Chávez subió al poder en 1999, el pueblo venezolano ha vivido en un sube y baja político. Esto quedó demostrado en la forma de actuar del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el cual había dictado que su sala constitucional asumiría el rol del Parlamento, para luego poner reversa a la medida. Por si fuera poco, ahora son los parlamentarios los que quieren destituir a miembros del TSJ.

El reversazo del tribunal se dio luego de que el presidente Nicolás Maduro sintiera la presión internacional, y después de que la propia fiscal Luisa Ortega criticó las sentencias del TSJ asegurando que se trataba de una ruptura del orden constitucional .

Esta forma de actuar de las instituciones ha llevado a que los últimos años en Venezuela sean de penumbra y los efectos impacten al sector industrial. Desde el 2010, importantes empresas han tomado la decisión de salir del país, argumentando la falta de proveedores de materias primas, la carencia de divisas y la incertidumbre política en la que se encuentra Venezuela. Desde el 2002 se intervinieron 1,168 compañías en los sectores de construcción, agroindustrial, petrolero, comercial y de alimentos.

Francisco Martínez, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), manifestó que la industria en el país ha perdido más o menos 70% del tejido industrial del país. De ese 30% que queda, está operando al 35% de su capacidad instalada. Esa es la explicación exacta de por qué tenemos desabastecimiento de 80%, y es porque no hay manera de producir la demanda de los servicios diarios que requieren los venezolanos .

Exactamente son 16 los casos que se han presentado de multinacionales que han salido de territorio venezolano desde el 2010, pero los que más impacto tuvieron fueron Clorox, en el 2014; y Bridgestone, Latam, AeroMexico y Kimberly-Clark, el año pasado.

Otro caso ruptura empresarial que llamó la atención, fue la salida de la empresa franco-colombiana Grupo Éxito a principios del 2010, a la que por orden Chávez se le abrió un expediente para llevar a cabo el proceso de expropiación inmediata de la empresa.

Como explicación de esto, el presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, afirmó que la cantidad de empresas que había en Venezuela, previo, al ascenso de Chávez eran 12,700 industrias. hoy en día, estimamos que existen menos de 4,000, y es una estimación porque no hay cifras oficiales desde el 2007. El último censo industrial se hizo en el año 2007, era un censo que se hacía todos los años, pero no se volvió a repetir .

Según los expertos consultados por el diario La República, las causas de estas deserciones empresariales, son la inseguridad jurídica, es decir la falta de Estado de derecho, lo que ha causado expropiaciones por las Fuerzas Armadas; el control de cambios, ya que se ha inhibido el acceso a importar materia prima de manera regular; el control de precios; la necesidad de recurrir al mercado negro de dólares; el control de la movilización de la mercancía; y hasta el control laboral que impide la libre contratación.

Una encuesta de Conindustria reveló que 20% de las empresas no tienen con qué trabajar; y de ese 80% que está produciendo, 45% tiene un mes de inventario para operar.

undefined