Cada vez son más las empresas que se preocupan por el medio ambiente y por hacer de la sustentabilidad un pilar fundamental en la estrategia de negocios, aportando cada una desde su trinchera acciones que promuevan el combate al cambio climático.

La firma deportiva Charly este año trabajó fuertemente en el acopio y tratado de botellas de pet para darle un segundo uso y transformarlas en prendas de vestir y calzado, que forman parte de su colección Recycle.

El pet, por su bajo costo y gran capacidad de flexibilidad para crear empaques, goza de gran popularidad, sin embargo se ha convertido en un grave problema al no brindarle un fin adecuado a cada botella que se utiliza.

La propuesta de Charly Recycle busca darle voz a la naturaleza para generar un impacto positivo en el ambiente y en los usuarios, pues a la vez que se reutiliza el material, también se fomenta el reciclaje.

Charly lanza su segunda colección con estos materiales, en los que utilizó 157,680 botellas de plástico para hacer 15,768 pares de tenis de la marca, lo que equivale a 5,256 kilogramos, similar al peso de cuatro autos compactos.

Esta labor de la compañía la realiza de la mano de la organización sin fines de lucro Plastic Oceans International, que trabaja arduamente para eliminar la contaminación por plásticos e impulsar el surgimiento de comunidades sostenibles.

Cabe destacar que con esta colección Charly donará un porcentaje de las ventas a Plastic Oceans International para apoyar a revertir y controlar la contaminación que el plástico genera en los oceános. Para mayor información se puede visitar la página www.plasticoceans.org/mexico/