El potencial de crecimiento en América Latina (AL) para el mercado de banda ancha es amplio pero se agilizará conforme se realicen procesos exitosos de licitación replicables que den certidumbre a inversiones futuras, dijo Gustavo Cantú, vicepresidente corporativo de Nextel México.

La certidumbre para las inversiones es fundamental en Latinoamérica, región atractiva para la inversión extranjera, pero la certidumbre jurídica es esencial para que dicho atractivo se mantenga, sobre todo porque el desarrollo de nueva infraestructura representa altos costos , dijo al participar en el Mobile World Congress 2012, que se realiza en Barcelona, España.

Cantú destacó la necesidad de contar con planes puntuales y específicos en la agenda de las naciones, enfocados a licitar espectro y fibra óptica, renovar concesiones y simplificar procesos administrativos tales como la autorización de instalación de sitios.

Es necesario que los gobiernos impulsen políticas de desarrollo de la infraestructura, despliegue y licitación de redes de fibra óptica para incrementar la disponibilidad de espectro y promoción de la competencia , afirmó.

Aseguró que de la mano con la certidumbre jurídica viene la competencia, pues en condiciones de escasa competencia no hay incentivos para la llegada de nuevos operadores o para que los operadores minoritarios decidan realizar mayores inversiones.

De acuerdo con datos de la Cepal, Latinoamérica creció en promedio 4.3% en el 2011, y se prevé que este año el registro sea de 3.7%, lo cual revela que en la región prevalece la estabilidad económica.

Sin embargo, lamentó la relativa escasez de infraestructura en telefonía fija en la mayoría de los países latinoamericanos, por lo que las tecnologías inalámbricas serán esenciales para proveer una parte importante de los servicios de banda ancha .