Por tercer año consecutivo, la industria de la transformación concluirá el 2012 con una pérdida de 500 empresas anuales, ante la falta de condiciones (financiamiento, inseguridad, carga fiscal, entre otros aspectos) que mina su desarrollo y crecimiento.

Así lo aseveró Sergio Cervantes Rodiles, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), al demandar al nuevo gobierno un ambiente de negocios propicio para el desarrollo de empresas.

De hecho prevé que la generación de empleos para el cierre de año sea de 700,000 fuentes.

En conferencia de prensa, el dirigente industrial se quejó del presupuesto tan bajo que le asignó el gobierno federal al Fondo Pyme para ejercerse el 2013, puesto que es insuficiente para atender a las pymes del país.

El monto presupuestado para el siguiente año es de 7,291 millones de pesos a las pymes , lo que implica un incremento de apenas 9.6%, que equivale a 643 millones de pesos, cuando el sector representan poco más de 95% de las empresas en México.

El sector empresarial pugnará por elevar los recursos por lo menos al doble de lo presupuestado, esto es 14,000 millones de pesos.

FONDO PYME NO ALCANZÓ

Y es que el Presidente de la Canacintra refirió que del presupuesto al Fondo Pyme de este año (6,648 millones de pesos) no alcanzó para atender ni a 5% del universo de empresas que pudieron ser beneficiadas más de 5 millones.

Otro de los aspectos que identificó como claves para las pequeñas empresas son los apoyos al comercio exterior, para que lleguen a las empresas de menor tamaño y se busquen mejores instrumentos de exportación directa e indirecta.

En cuanto a las negociaciones comerciales internacionales se han reportado avances importantes, que han capitalizado las empresas de mayor tamaño. Sería necesario bajar estos beneficios a las empresas de menor tamaño , informó la Canacintra.

Sergio Cervantes se pronunció por concretar las reformas estructurales, entre ellas la hacendaria, energética y educativa, con el fin de crear las condiciones para revertir el cierre de empresas.

Necesitamos seguir dando apoyo a la planta productiva nacional, en particular a las pymes; trabajar más en la generación de empleos, con el fin de disminuir la informalidad; mejorar la calidad educativa; crear más infraestructura, para ser más competitivos, e implementar mejores estrategias en el combate a la inseguridad , consideró.

[email protected]