Cemex informó este jueves que está logrando avances importantes en su iniciativa de venta de activos que forma parte de "Un Cemex Más Fuerte”, el plan de reposicionamiento anunciado previamente.

Ello, agregó en un comunicado, al haber cerrado o alcanzado acuerdos vinculantes para desinvertir aproximadamente 750 millones de dólares, lo que representa el 50% del margen bajo del objetivo de desinversión de diciembre de 2020.

Cemex dio a conocer el plan "Un Cemex Más Fuerte” en julio de 2018, el cual incluye el objetivo de desinvertir activos por un monto de entre 1,500 y 2,000 millones de dólares para finales de 2020.

Desde entonces, ha anunciado la venta de activos en países bálticos y nórdicos; la terminal en Manaus, en Brasil; activos de agregados y concreto en Alemania; el negocio de cemento blanco, incluyendo la planta de cemento Buñol, en España, entre otros.

De acuerdo con la cementera, los recursos que se esperan obtener de estas transacciones representan un múltiplo de dos dígitos en relación con el flujo de operación de 2018.

“Estamos satisfechos con el avance de nuestra iniciativa de venta de activos como parte de nuestro plan “Un Cemex Más Fuerte”, afirmó Fernando González Olivieri, director General de Cemex.

“Seguimos totalmente comprometidos con nuestro objetivo de alcanzar una estructura de capital de grado de inversión y continuaremos nuestro disciplinado desapalancamiento y mejora de nuestra estructura de capital”, agregó.