Cemex informó que de los más de 40,000 empleados que tiene a nivel mundial, dos han dado positivo al COVID-19, además de que su planta en Antipolo, Filipinas, en los próximos días interrumpirá operaciones de manera temporal.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la cementera expresó que las operaciones de producción y otras del grupo se mantenían operativas, y las oficinas corporativas operaban con la mínima cantidad de empleados razonablemente posible, al resto se les pidió trabajar remotamente.

“La salud y la seguridad de los empleados, contratistas y proveedores de Cemex es la principal prioridad. Monitorea el desarrollo del COVID-19, con la información de la Organización Mundial de la Salud, los Centros para el Control de Enfermedades y otras organizaciones, así como de las autoridades”, dijo.

Añadió que ha establecido equipos locales de respuesta rápida que permanecen activos a través de las operaciones del Grupo Cemex y que continúa implementando medidas preventivas según corresponda.

Algunas de las medidas que ha tomado incluyen restringir todos los viajes relacionados con el trabajo, que los empleados puedan trabajar remotamente y optimizar el número de personas que trabajan en las instalaciones operativas y oficinas corporativas.

Además, se han reforzado las campañas de información interna sobre prácticas recomendadas para la salud, la higiene y la interacción social, fomentando el distanciamiento social.

Comentó que este día, Cemex Holdings Philippines, Inc. informó a la Bolsa de Valores de Filipinas, que se tomó la decisión voluntaria para comenzar un proceso que en los próximos días conducirá a la interrupción temporal de la producción de la Planta Solid Cement, ubicada en la ciudad de Antipolo.

Esta medida voluntaria es consistente con la implementación por parte del gobierno de Filipinas de la cuarentena comunitaria mejorada en Luzón, declarada por el presidente de esa nación en un esfuerzo por establecer medidas más estrictas para tratar de contener la propagación del coronavirus.

Entre las medidas establecidas por las autoridades están: la prohibición de reuniones masivas, estricta cuarentena en el hogar, suspensión de instalaciones de transporte masivo y la restricción de los viajes terrestres, aéreos y marítimos en aquella nación.

La empresa expresó que con base en las circunstancias que existen en las comunidades en las que opera, a la fecha de este reporte, no puede garantizar que no adoptará medidas similares con respecto a sus otras instalaciones operativas.

Agregó que ha tomado medidas, como disponer de líneas de crédito existentes, para mejorar su posición general de liquidez en caso de perturbaciones en los mercados financieros y de capital.

Esta medida tendrá el efecto de aumentar los niveles generales de deuda y efectivo, al menos en el corto a mediano plazo, además evalúa retrasar ciertos gastos de capital que se habían planeado y tener una cantidad razonable de inventario de producto en las instalaciones operativas y otros lugares para poder atender a los clientes.