El grupo español Cellnex, especializado en infraestructuras para redes de telecomunicaciones, obtuvo el permiso de la Autoridad de la Competencia de Francia para comprar postes de Hivory, una empresa francesa del grupo Altice, siempre y cuando venda unas instalaciones situadas en áreas urbanas.

Tras estudiar el caso, el regulador de la competencia consideró que "la operación atenta contra la competencia" porque Cellnex se encuentra en una posición de fuerza, sobre todo en los mercados de "terrazas y azoteas", indicó la Autoridad.

Por ello, "Cellnex se comprometió a ceder, a uno o varios operadores validados por la Autoridad, más de 2,500 emplazamientos activos" en zona densa, agregó.

El grupo español había anunciado a principios de febrero un "acuerdo de exclusividad" con Altice France y Starlight Holdco (una estructura del fondo estadounidense KKR) para comprar 10,500 emplazamientos de telecomunicaciones en Francia utilizados sobre todo por SFR.

La inversión inicial alcanzaba los 5,200 millones de euros aproximadamente, indicó el grupo en su momento.

Las infraestructuras engloban postes, mástiles, locales y equipos técnicos, en los que se instalan los equipos denominados "activos", como las antenas de telefonía móvil 4G o 5G.

Según una fuente próxima a la transacción, Cellnex "empezó hace varios meses negociaciones, entre bastidores, para ceder los 2,500 emplazamientos" a los que ha aludido la Autoridad de la Competencia, los cuales no forman necesariamente parte de Hivory en su totalidad.

Entre los potenciales compradores podrían figurar TowerCo (empresas especializadas en infraestructuras de telecomunicaciones) o fondos de inversión.

Cellnex, radicada en Barcelona gestiona un parque de 120,000 instalaciones de telecomunicaciones en 11 países, lo que la convierte en uno de los principales actores del sector a nivel europeo.