Las ventas mundiales de autos registraron una caída interanual de 15% en 2020, a 63.7 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de Scotiabank.

En América del Norte, las ventas de automóviles en Estado Unidos disminuyeron 14.7% (14.5 millones de unidades); las de Canadá descendieron 20.1% (1.53 millones), y las de México retrocedieron 28% (0.95 millones).

Según Scotia Bank, para el año en su conjunto, los factores relacionados con la pandemia impulsaron la diferenciación en las ventas de autos en los mercados de todo el mundo. Estos factores incluyeron la prevalencia del virus, la severidad de las restricciones impuestas a la actividad y los apoyos compensatorios de los gobiernos.

Las ventas de automóviles en China, por ejemplo, se redujeron solo 6.1% interanual (20.1 millones de unidades), ya que el inicio más temprano de la pandemia proporcionó más pistas para la recuperación de las ventas, mientras que la gestión estricta de la pandemia evitó las segundas oleadas.

También el gobierno chino brindó importantes apoyos políticos para revitalizar la actividad que impulsó la actividad económica de regreso a los niveles anteriores a la crisis para fin de año.

En el otro extremo del espectro, las ventas de autos en América Latina se desplomaron alrededor de 27% (3.8 millones de unidades), ya que las primeras oleadas de Covid-19 persistieron en la segunda mitad de 2020.

roberto.morales@eleconomista.mx