El presidente Donald Trump no conocía los planes para arrestar a una ejecutiva del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei en Canadá, dijeron el jueves dos funcionarios estadounidenses, en un aparente intento por evitar que el incidente obstaculice las próximas negociaciones comerciales con Pekín.

La directora de finanzas de Huawei Technologies Co Ltd, Meng Wanzhou, hija del fundador de la compañía, fue detenida en Canadá el 1 de diciembre, el mismo día en que Trump y el presidente chino, Xi Jinping, cenaron en la cumbre del G-20 en Buenos Aires.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo a Reuters que Trump no sabía de la solicitud de Estados Unidos para su extradición desde Canadá antes de reunirse con Xi y acordar una tregua de 90 días en su guerra comercial.

El arresto de Meng, de 46 años, durante una escala en Vancouver, llevó al desplome de los mercados bursátiles, que ya estaban nerviosos por las tensiones entre las dos mayores economías del mundo, debido a temores de que podrían descarrilar las negociaciones.

La detención, anunciada el miércoles por autoridades canadienses, fue realizada por solicitud de Washington en el marco de una investigación sobre una presunta trama para usar el sistema bancario global para evadir las sanciones de Estados Unidos contra Irán, según gente con conocimiento de las pesquisas.

Otro funcionario estadounidense dijo a Reuters que si bien es un tema del Departamento de Justicia y no fue coordinado previamente por la Casa Blanca, el caso podría enviar un mensaje de que Washington toma en serio lo que considera como violaciones de Pekín a las normas de comercio internacional.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato, reconoció que el arresto podría complicar los esfuerzos por alcanzar un acuerdo comercial más amplio entre Estados Unidos y China, pero no necesariamente dañaría el proceso.

La detención de Meng también planteó preocupaciones sobre posibles represalias de Pekín contra Canadá, donde el primer Ministro Justin Trudeau intentó distanciarse del arresto.

"Las autoridades correspondientes tomaron las decisiones en este caso sin ninguna intervención política o interferencia (...) nos avisaron algunos días antes que esto estaba en desarrollo", dijo Trudeau a periodistas en Montreal en declaraciones televisadas.

Sanciones a Irán 

Estados Unidos ha estado investigando desde al menos el 2016 si Huawei violó sus sanciones contra Irán, reportó Reuters en abril.

Más recientemente, la investigación incluyó el uso por parte de la firma china de HSBC Holdings Plc para realizar transacciones ilegales ligadas a Teherán, dijeron personas familiarizadas con la pesquisa.

Después de la noticia de la detención, Huawei dijo que se ha proporcionado poca información de los cargos contra Meng, añadiendo que no estaba "al tanto de ningún ilícito cometido por la Sra. Meng".

Huawei ya está bajo un intenso escrutinio por parte de Estados Unidos y otros gobiernos occidentales por sus vínculos con el Gobierno chino, motivados por las preocupaciones de que el gigante asiático podría utilizar esta empresa para realizar labores de espionaje.

La empresa ha sido excluida de Estados Unidos y algunos otros mercados, pero Huawei ha insistido repetidamente que Pekín no tiene influencia sobre ella.