Como parte del Plan Nuevo Guerrero, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) terminó los trabajos de reconstrucción de las cinco carreteras federales que resultaron dañadas por los fenómenos naturales Ingrid y Manuel.

Se trata de las autopistas Cuernavaca-Acapulco, Acapulco-Zihuatanejo, Acapulco-Pinotepa Nacional, Ciudad Altamirano-Zihuatanejo y Chilpancigo-Acatlán de Osorio, mismas que están renovadas al ciento por ciento, con lo que se garantiza la conectividad en la entidad.

Los trabajos realizados en estas vías comprenden el mejoramiento de la superficie de rodamiento, instalación de señalamiento horizontal y vertical, defensas metálicas y vialetas, refiere la dependencia en un comunicado.

Asimismo, se concluyó la reconstrucción de los puentes Coyuca, Ingeniero Alfredo Mendizábal, Casa Verde, Buena Vista, Del Canal, Omitlán, Papagayo I, Petaquillas, Agustín Lorenzo y Miguel Alemán; en tanto que se continúa con los trabajos del puente Barra Vieja-Las Lomas.

La SCT recuerda que en septiembre pasado se acabó la pavimentación con concreto hidráulico del Boulevard de Chilpancingo, en el cual se instaló nuevo señalamiento horizontal y vertical, iluminación de leds con paneles solares, defensa central y valla antireflejante.

En tanto, el Programa de Empleo Temporal cuenta con una inversión total de 130 millones de pesos, con lo que se ha beneficiado a 29,119 personas y se generaron un millón 205,000 jornales.

Asimismo, continúan los trabajos de reconstrucción de 1,035 caminos rurales y alimentadores y 134 puentes ubicados en estas vialidades. El avance en dichas obras es sustantivo, por lo que se terminarán entre enero y febrero de 2015.

De esta manera, la SCT avanza con paso firme en los más de mil proyectos a su cargo, que considera el Plan Nuevo Guerrero para restaurar las vías afectadas durante la contingencia en 2013, y que incluye infraestructura carretera federal, estatal y municipal , enfatiza el reporte.

erp