La integración vertical y el valor agregado en los productos son la prioridad de Care Fusion para este 2013, lo cual implicará una inversión de 10 millones de dólares.

Así lo dio a conocer en entrevista Martín Vázquez, vicepresidente de Manufactura de la empresa dedicada a la fabricación de sets intravenosos y dispositivos electrónicos para la industria médica.

El directivo afirmó que el 2012 fue un buen año para esta planta, al reportar un crecimiento de casi 10 por ciento.

No mucha gente sabe que esta planta es donde se manufactura la mayor cantidad de dispositivos de administración intravenosa en el mundo, con una salida de cerca de un millón de productos al día, por sí sola abastece casi 50% del mercado de Estados unidos , destacó el directivo.

La planta de Care Fusion lleva 15 años establecida en el parque industrial El Florido con un crecimiento exponencial, pues hace 15 años se inició con 700 empleados y actualmente cuenta con 3,900 personas.

El reto para nosotros era integrarnos verticalmente, aspirar a añadir mayor valor al producto, no tanto en volumen, y pasar del ensamble manual en las operaciones de mano de obra intensiva, a operaciones de más alto valor agregado , comenta.

ESTRATEGIA ANUAL

Integrar operaciones de moldeo de alta precisión es un proyecto que viene a Tijuana en los siguientes 18 meses, indica el Vicepresidente, con la generación de aproximadamente 250 empleos.

La planta no sólo produce sets desechables médicos, indica el directivo, sino también 80% de una consola que despacha medicinas en los hospitales y ese tipo de ensamble es un modelo muy diferente en el que intervienen circuitos de computadoras, de fabricación electromecánica y ello significa mayor valor agregado.

Dicha área, también tiene proyectado un crecimiento para este 2013; actualmente mantiene 100 empleados, con la expectativa de contratar entre 30 y 40 personas más. Además, la empresa acaba de renovar su contrato de arrendamiento por 10 años más con el parque industrial, una inversión de 40 millones de dólares.

scervantes@eleconomista.com.mx