La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) volvió a ser tema entre los candidatos presidenciales. Los dos punteros en las encuestas de preferencia de voto: Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés fijaron posición frente al sector turismo durante el XVI Foro Nacional de Turismo.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES) dejó abierta la posibilidad del diálogo sobre el proyecto de ganar las elecciones, mientras que el abanderado de Por México al Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) calificó de “disparate” cuestionar su construcción.

En el encuentro con el empresariado y a pregunta expresa, López Obrador expuso que “no queremos cancelar la posibilidad de resolver el problema de saturación del actual aeropuerto, no es cancelar, es resolver el problema sin gasto o inversión excesiva y sin corrupción”.

Vamos, dijo, a que se dialogue con los empresarios, con los contratistas, con todos lo que intervienen, incluso respaldando inversiones, a quienes han invertido en bonos, pero revisar la mejor opción.

En este sentido insistió en la construcción de dos pistas en el aeropuerto de Santa Lucía, conectarlo con el actual aeropuerto a través de una vía confinada, que serían alrededor de 50,000 o 70,000 millones de pesos para concluirse en el 2020.

“No es cerrarnos, de ninguna manera; es buscar lo que más le conviene a México. Hablar con los empresarios (...) la verdad, ¿por qué no se concesiona? Yo no tendría ningún problema”, expuso.

López Obrador mencionó estar dispuesto, a dos días de la elección, a mantener un encuentro con Enrique Peña Nieto, para “de inmediato” conformar los equipos para su revisión, análisis y ver lo que más conviene.

En su turno, Anaya Cortés reiteró que hay que seguir adelante con la construcción del NAIM e ironizó en relación con el candidato de Juntos Haremos Historia, que “menos mal que ya empezaron con que vamos a ver”.

“Esta idea de que en lugar de construir el Nuevo Aeropuerto vamos a utilizar el de Santa Lucía, con el disparate adicional de que si alguien viene de Nueva York y pensaba ir a Puerto Vallarta, entonces va a volar a un aeropuerto y se va a tener que transportar como 40 kilómetros para llegar al otro y de ahí tomar el otro vuelo; este asunto no debería estar a discusión”, manifestó.

Anaya Cortés puntualizó que hay 4 millones de personas que dependen del turismo y los viajeros que más gastan en nuestro país son los que se trasladan vía aérea, alrededor de tres veces más de quienes lo hacen por tierra y cerca de 20 veces más de los que se quedan en la frontera.

“No es para que viajen más cómodos los que usan los aeropuertos, es para que haya empleo en el país”, expresó.

Foro permitió evaluar a candidatos

La participación de los cinco aspirantes a la Presidencia de la República en el Foro Nacional de Turismo permitió ver que existe una gran distancia entre el conocimiento que tienen del sector algunos de ellos y ver qué tan prioritario sería para sus administraciones, en caso de ganar, aseguró el presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo, Fernando Olivera.

Sin hacer mención de alguno en particular, dijo que actualmente el turismo es un tema “bastante más complejo y no todos los candidatos están haciendo la tarea de reconocer al turismo como esa importancia que le damos los que estamos involucrados”.

Andrés Manuel López Obrador planteó, entre otras cosas, la construcción de un tren turístico que conecte Cancún con la zona maya y trasladar la Secretaría de Turismo a Quintana Roo y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo a Nayarit. Ricardo Anaya habló de la necesidad de una total transparencia en el manejo de los recursos para la promoción del país. José Antonio Meade manifestó la necesidad de crear un banco de proyectos de infraestructura turística, una ventanilla única de trámites, crear zonas de desarrollo sustentables y crear más producto turístico. (Con información de Alejandro de la Rosa)

[email protected]