La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha condicionado este martes una aportación extraordinaria de capital de hasta 180 millones de dólares al consorcio a cargo de la ampliación de la vía, a que éste retire su intención de suspender las obras y a que los fondos se usen para pagar a subcontratistas y proveedores de materiales.

La propuesta "muy concreta" de la ACP incluye además que el consorcio GUPC, que lidera la española Sacyr, también desembolse 100 millones de dólares, lo que elevaría la aportación conjunta hasta los 280 millones de dólares, al objeto de garantizar la continuidad de la obra durante los próximos meses, según ha señalado el administrador de la vía, Jorge Quijano.

Según informa Reuters, el consorcio que lidera el grupo español no ha tomado todavía una decisión sobre la propuesta de financiación conjunta formulada por las autoridades del Canal.

El consorcio encargado de las obras de ampliación del Canal de Panamá, liderado por Sacyr, mantiene este martes una primera reunión con la Autoridad del Canal de Panamá, la entidad pública panameña promotora de la obra, con el fin de solventar las diferencias que mantienen sobre los sobrecostes del proyecto y evitar la suspensión de las obras de construcción.

La reunión entre el consorcio que ejecuta la obra y la Autoridad del Canal se ha celebrado apenas un día después de la mantenida ayer lunes entre la ministra española de Fomento, Ana Pastor, y el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, de la que surgió un compromiso de diálogo entre ambas partes.

Canal de Panamá ampliación

Haz clic en la imagen para ampliarla

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica