La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) y los grupos aeroportuarios han reanudado su interés de trabajar juntos para fomentar el tráfico de pasajeros mediante nuevos servicios que permitan incrementar los ingresos no aeronáuticos y, eventualmente, "quitar presión a las tarifas de uso aeroportuario", dijo el presidente ejecutivo de la organización, Guillermo Heredia.

Queremos aprovechar el nuevo impulso que hay para el sector y nos reunimos recientemente. Estamos proponiendo que se instalen, por ejemplo, talleres de mantenimiento para la aviación privada que resultan buenos negocios para ellos , comentó.

Durante su participación en un foro de infraestructura, el directivo señaló que en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, 67 % de los ingresos son de servicios no aeronáuticos, lo que podría representar un modelo a seguir.

Heredia refirió que a pesar de que las terminales aéreas y las aerolíneas tienen modelos de negocio diferentes, no quiere decir que sean contrarios: A ellos les conviene que se promueva el tráfico de pasajero, de carga o de aviación privada y así todos ganamos, como ocurrió el año pasado con más de 56 millones de personas transportadas en el país .

A la fecha, Canaero cuenta con 63 socios, entre ellos el Aeropuerto Internacional de Toluca, y en las siguientes semanas se incorporarán 19 terminales y cinco sociedades de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, lo cual también permitirá crear estrategia para incentivar operaciones en terminales subutilizadas.

AEROPUERTO Y AUTONOMÍA DE AUTORIDAD

Durante su exposición, el directivo insistió en la necesidad de contar con una autoridad aeronáutica más fuerte e independiente que permita el correcto desarrollo de la industria.

Ya platicamos el tema con el equipo de transición y con los nuevos funcionarios. Considero que están de acuerdo con lo que hemos dicho. Ojalá veamos resultados en breve con ese fortalecimiento e independencia de la autoridad , comentó.

En relación a la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el representante de Canaero afirmó que en algún momento del día se llegan a realizar 70 operaciones (aterrizajes o despegues) por hora como resultado de la alta demanda existente, situación que podría representar un riesgo .

Sin embargo, confió en que el personal experimentado que labora en los servicios de navegación del espacio aéreo tiene como prioridad el cuidado de los pasajeros, pero dicha situación hace urgente que se haga un pronunciamiento sobre la nueva terminal.

Más vale que salga en breve el proyecto porque se trata de una obra que se irá más allá del sexenio y no debemos cortar el ritmo de crecimiento que se ha logrado en los últimos meses , comentó.