Debido a que aún no se conocen todos los estudios técnicos relacionados con la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, ni la versión final de su plan maestro, la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) no está en condiciones de hacer comentarios sobre los ajustes que se están difundiendo del proyecto, afirmó su director general, Luis Osorio.

“Son muchos los elementos que se tienen que considerar y hay mucha especulación. En nuestro caso queremos actuar con responsabilidad, porque además tenemos que ver que no sólo es un aeropuerto, sino un sistema de tres que planteó el gobierno federal para resolver la saturación del centro del país”, comentó. En la Canaero participan las aerolíneas nacionales e internacionales que operan en México, con la excepción de Interjet, que salió en el 2015.

Luego de participar en un foro sobre infraestructura aeroportuaria en la Cámara de Diputados, mencionó que, al ser órgano de consulta, están trabajando junto con las autoridades y que hay apertura para dar sus comentarios, por lo que están enterados de algunos trabajos previos.

Al preguntarle su opinión sobre la segunda modificación que hicieron la Secretaría de la Defensa Nacional y la filial de consultoría del grupo Aeropuertos de París al plan maestro, que limita la operación simultánea a dos pistas de tres, respondió: “Es algo de todo lo que estamos analizando”.

Ya hay tres bocetos diferentes de configuración de pistas que responden a ajustes técnicos, ¿no les gustaría incidir para la decisión final y que no pase más tiempo?

Tenemos que esperar a tener el producto final. Ya estamos trabajando, estamos cercanos a la autoridad. Nos interesa mucho aportar, en su momento, toda nuestra experiencia técnica para tener un sistema exitoso de aeropuertos en donde la seguridad operacional sea la prioridad.

Apostar al largo plazo

Este martes, el director de la Canaero fue uno de los ponentes en el foro organizado por el diputado presidente de la Comisión de Infraestructura, Ricardo Exsome, como parte del análisis para la eventual aprobación del Programa Nacional de Desarrollo 2019-2024 del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ahí, manifestó la necesidad de tener una visión a largo plazo para atender la creciente demanda de los servicios aéreos, porque solamente de esa manera se podrán hacer efectivas las inversiones que han hecho las aerolíneas del país, que por cierto cuentan con una de las flotas más jóvenes a nivel mundial. “La infraestructura aeroportuaria es uno de los principales retos a atender para el crecimiento. Hay otros aeropuertos que también se acercan a etapas de saturación y debemos poner atención. Además, la Ley de Aeropuertos contempla un programa maestro de desarrollo que tiene una revisión de cada cinco años y es aprobado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, creemos que ahí la participación de las aerolíneas debe ser mayor porque tienen mucho que aportar”, refirió Osorio.

Otros asuntos a atender en los próximos años son: modernización de los sistemas de navegación, conectividad vial hacia las terminales, almacenamiento y distribución de turbosina y mejorar la experiencia de viaje.

[email protected]