Toronto, Can. La logística será el principal reto para potenciar las relaciones comerciales entre México y Canadá, ante un panorama donde pasar por los Estados Unidos podría dejar de ser viable por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), barrera que empresarios mexicanos y autoridades de Ontario analizan sortear por mar.

Por barco debe tardarse al rededor de unos 20 días, porque se tiene que transbordar en Miami y luego bajar a Veracruz, donde tarda hasta una semana en ser liberado, un puerto muy lento por el tráfico que tiene. Sí nos causa un conflicto pasar por Miami, pero es más barato , comentó Edgar García, director de Grupo Food Marketing México. La opción que propone el Ministerio de asuntos de agricultura y alimentos de Ontario (OMAFRA) es salir desde el río San Lorenzo en la ciudad de Hamilton, Canadá, y entrar por Veracruz, donde todo dependerá de lo que quieran los compradores, porque la mayoría de las cadenas de supermercados quieren recibir el producto en Laredo, Texas, de acuerdo con Shannon McCarthy, encargada de exportaciones a México y Latinoamérica en OMAFRA.

Canadá y México no solían prestarse atención entre ellos. Canadá había ignorado la madurez que ha adquirido la economía mexicana, país que no es lo que conocíamos cuando iniciamos el TLCAN. Por lo que está sucediendo ahora con los Estados Unidos, hay compañías de ambos países con las que hemos hablado, y se han comenzado a dar cuenta de que pueden tomar ventajas de la migración económica , comentó Toby Lennox, jefe ejecutivo de Toronto Global, enfocada a dar asesoría de inversiones a empresas internacionales.

maria.rodriguez@eleconomista.mx