Canadá y el bloque comercial sudamericano Mercosur anunciarán en diciembre la apertura de negociaciones para un acuerdo de libre comercio durante la reunión anual de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Argentina, dijeron a Reuters dos fuentes esta semana.

Los gobiernos de los cuatro miembros plenos del Mercosur —Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay— aprobaron que se realicen las conversaciones, dijeron las fuentes, que solicitaron el anonimato ya que los detalles de las deliberaciones son privados.

En Canadá, las conversaciones aún deben ser aprobadas por el gabinete del primer ministro Justin Trudeau, pero es algo que se considera una formalidad, agregó una de las fuentes.

Consultado por Reuters, un portavoz del ministro canadiense de Comercio Internacional, Francois-Philippe Champagne, dijo que el país “ratifica que existe una oportunidad para un acuerdo con el Mercosur y que vamos a continuar con las conversaciones exploratorias”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, que se encarga de las negociaciones, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Aloysio Nunes, se reunió con Champagne la semana pasada en un encuentro de la OMC en Marruecos. Después de la reunión, el Ministerio emitió un comunicado en el que “reconoció que existe un gran potencial para el desarrollo de una relación comercial más ambiciosa”.

“Los ministros reconocen que, dado el tamaño de las economías canadiense y del Mercosur y del comercio bilateral, existe un fuerte potencial para el desarrollo de una relación comercial más ambiciosa mediante el aumento de los flujos de comercio e inversión”, expone el comunicado conjunto.

El comercio entre Mercosur y Canadá es por ahora poco, pero hay áreas significativas de crecimiento, dijeron las fuentes. Según el gobierno brasileño, en el 2016 el comercio entre las partes fue de 5,880 millones de dólares, aproximadamente la décima parte del intercambio entre Mercosur y los Estados Unidos.

El gobierno brasileño ha identificado oportunidades en el sector industrial, así como en la agricultura, donde climas significativamente diferentes permitirían que las exportaciones sean complementarias en lugar de competidoras, agregó una de las fuentes.

Brasil recibió en julio pasado la presidencia rotativa del Mercosur con la mirada puesta en agilizar su apertura comercial. La prioridad del bloque es poder concluir en diciembre de este año el varias veces postergado acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Aunque también ha reiterado su deseo de lanzar este mismo año negociaciones comerciales del bloque suramericano con Australia y Nueva Zelanda. Recientemente firmaron con Colombia un Acuerdo de Complementación Económica para facilitar el comercio entre las partes.