Canadá denunció de "inaceptable" la decisión del mandatario estadounidense Donald Trump de volver a imponer aranceles de 10% sobre el aluminio canadiense y anunció planes de tomar rápidamente "contramedidas" de la misma envergadura.

La decisión estadounidense "es injustificada e inaceptable", dijo la vice primera ministra Chrystia Freeland en un comunicado. "En respuesta a los aranceles estadounidenses, Canadá tiene la intención de imponer rápidamente contramedidas de igual valor", dijo.

Los aranceles, que entrarán en vigor el 16 de agosto, son una respuesta a lo que Washington califica como una "disparada" en las importaciones de aluminio desde Canadá en 2019, que amenaza con perjudicar la producción doméstica de aluminio.

Según el texto de la proclamación presidencial, las importaciones de aluminio canadiense entre junio de 2019 y mayo de 2020 aumentaron 87% con relación a los 12 meses anteriores.