La provincia de Ontario, la más poblada de Canadá, respondió hoy a la medida proteccionista “Compre americano” que aplica desde este domingo el estado de Nueva York.

Tal medida comercial exige que se utilice hierro hecho en Estados Unidos en proyectos gubernamentales para la construcción de puentes y avenidas.

En respuesta, Ontario restringirá el uso de hierro producido en Nueva York para contratos gubernamentales.

“Cuando los negocios y trabajadores de Ontario son amenazados por acciones proteccionistas estadunidenses, no tengo otra opción que responder: no dejaré que Nueva York o ningún otro estado incline el campo en su favor sin tomar una acción apropiada”, afirmó la gobernadora Kathleen Wynne.

Wynne ha realizado diversos viajes a los estados fronterizos estadounidenses para reforzar los lazos comerciales.

La gobernadora, quien busca la reelección en junio próximo, externó su deseo de que las autoridades neoyorkinas y de otras jurisdicciones que puedan estar considerando la política “Compre americano”, abandonen su aproximación proteccionista.

Adelantó que si el estado de Nueva York abandona su política proteccionista contra Ontario, éste hará lo propio en forma inmediata, e insistió en que lo mejor para los estados fronterizos de ambos países es mantener los contratos gubernamentales “abiertos y competitivos”.

Wynne advirtió a las autoridades estadunidenses que si no tratan a las empresas de Ontario de manera justa, “habrá consecuencias”.

“Ontario y Estados Unidos se benefician de una relación económica fuerte y equilibrada, que históricamente ha incluido la contratación pública", señaló la gobernadora.

"Eso es lo que nos hace más competitivos y crea la mayor cantidad de oportunidades para las personas en ambos lados de la frontera. Es por eso que trabajamos duro para evitar que el estado de Nueva York abandone este camino proteccionista”, añadió.