El sector comercio y servicios de la Ciudad de México espera la llamada "cuesta de enero" más dura de los últimos años.

Lo anterior, precisa, porque se estima un retroceso en las ventas de enero de hasta 30% respecto a un mes normal del año, a consecuencia del impacto que tendrán los nuevos impuestos.

Por lo tanto, la "cuesta de enero" de 2014 se espera "muy dura", declaró el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México, Gerardo López Becerra.

Expuso en entrevista con Notimex que si productos como el refresco y las frituras tienen nuevos impuestos, si la gente sigue sin tener mucha movilidad económica y además se presenta un cambio de régimen fiscal, entonces se espera una "cuesta de enero" muy difícil.

Estos cambios fiscales, advirtió, impactarán en las ventas del primer mes de 2014 mucho más que en otro enero, porque se traducirán finalmente en incrementos de precios.

Y es que "tenía mucho tiempo que no se daban en una misma fecha al mismo tiempo incrementos de precios en tantos productos", lo que ha sembrado el nerviosismo en el comercio en pequeño, argumentó.

De acuerdo con el dirigente, el impacto es que si más de 30% del producto que venden ha sufrido incrementos, "en ese mismo sentido nos impactará en la venta", por lo menos hasta que los consumidores se acostumbren a los nuevos precios.

erp