El gobierno mexicano debe ser el primero en convertirse en el “optimista y detonador de la economía”, al realizar un ejercicio real y pleno del gasto federal —sin subejercicios—, y no el sector privado al “mentir” al Banco de México para crear un ambiente favorable a las inversiones, consideró el sector industrial.

Juan Manuel Chaparro, presidente de la Comisión de Fomento Industrial de la Canacintra, urgió al gobierno de Andrés Manuel López Obrador a hacer un “refuerzo arancelario” para apoyar a los fabricantes nacionales y su mano de obra, los cuales son afectados por las importaciones desleales procedentes de países principalmente de China.

“Habrá que reaccionar en favor de los productos de calidad y hechos en México y contra la evasión fiscal que el comercio ilegal de mercancías trae consigo y que tanto daño hace al país”, señaló.

Hace unos días, Alfonso Romo, responsable de la Oficina de la Presidencia de México, les dijo a los industriales que cuando hablen con los analistas del Banco de México “por favor hablen de optimismo, que están confiados, que no tienen miedo, porque en la medida que el mundo baje la tasa y el Banco de México sienta que hay confianza vamos a bajar la tasa más rápido”, en referencia al costo financiero en México.

“Así que échenles mentiras si quieren, pero por favor creen un ambiente optimista, importantísimo porque eso va relacionado con beneficios a sus negocios, familias y empleados”, expresó el funcionario.

Sin embargo, el representante de la Canacintra afirmó que la actual administración debe de reaccionar con sentido de urgencia ante la actual desaceleración de nuestra economía, que junto con el desplome del gasto en obras de infraestructura pública en el transcurso de este año 2019, han intensificado y cooperado para el estancamiento de nuestra economía.

“Urge que él sea el promotor de la inversión pública y posicionarse como punta de lanza en pro de una reactivación económica de la industria nacional”, expresó.