La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) pidió evitar impuestos excesivos a los combustibles y solicitó que la suma de IEPS e IVA a las gasolinas se reduzca de sus actuales niveles (de 28.7 y 16%, respectivamente) a un máximo de entre 26 y 30% en total, para mantenerse competitivos con la región de Norteamérica.

Proponemos que el impuesto acumulado aplicado a los combustibles converja al que se paga en la Región de América del Norte y no supere 30 por ciento. Un IEPS de 26% en los combustibles que ya de por sí están gravados por un IVA de 16% es una carga impositiva excesiva que impacta los costos de toda la cadena productiva nacional y el bolsillo de los mexicanos , pidió el organismo.

En su propuesta, la Canacintra pide reindustrializar al país en el mediano plazo y aumentar la producción de combustibles y petroquímicos. Proponemos la construcción de dos nuevas refinerías de gasolinas en los próximos cuatro años con inversión privada o público-privada y con proveeduría nacional , señala.

En el planteamiento realizado por Enrique Guillén Mondragón, presidente del organismo, pide no debatir sobre invertir en refinerías y producir gasolinas o vender petróleo crudo e importar gasolinas, sino sobre el beneficio para el país.

Las ganancias de producir combustibles permitirían: desligar el precio de la paridad peso-dólar, generar empleos, recaudar impuestos y retomar la soberanía energética.

Los efectos de no contar con soberanía energética podrían llevar al país a una situación similar a la del 2003 en la segunda Guerra del Golfo, en que se suspendieron los envíos de turbosina, lo que casi provocó una parálisis de vuelos comerciales en México, refirió.

Además, exigieron tanto un ejercicio eficiente del gasto como transparencia, rendición de cuentas y la formación de contralorías ciudadanas en lo que respecta al gasto público.

[email protected]