México avanza en la recuperación económica y generación de empleos, pero sus pasos son “irregulares e insuficientes” para lograr con mayor rapidez, al menos los niveles económicos pre pandemia, y urge inyectar inversiones privadas, pugnó la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

“Hacen falta más inversiones tanto públicas como privadas para que al menos juntas lleguen a representar por arriba del 25% del PIB nacional. Dentro de estas -las inversiones-, el sector público debería de aportar por lo menos con 4 o 5 puntos del PIB – a la fecha no alcanza el 2.6%- y el saldo correspondería al sector empresarial privado que debería de ser como mínimo del 21%”, refirió Juan Manuel Chaparro, presidente de la Comisión de Fomento Industrial de la Canacintra.

De acuerdo con un análisis de la industria, el país requiere un ajuste en materia económica, que permita elevar la confianza de los sectores productivos y se dote de certidumbre, certeza jurídica y respeto al estado de derecho hacia las inversiones.

“A la fecha, algunos sectores o ramas industriales han logrado crecimientos o recuperaciones económicas, tal es el caso de la automotriz, el agroalimentario, aeronáutico; pero otras aún no logran los niveles que tenían en el año 2019, como lo son las manufacturas de muebles, la fabricación de maquinaria y equipo, bienes de capital o duraderos, la industria química, la textil, la de fabricación de equipos de transporte”, refirió Chaparro.

Plantea fortalecer a la Industria manufacturera nacional que representa más del 60% de la actividad industrial del país, a fin de que permita sustituir importaciones, detonar la proveeduría nacional de calidad y con ello, recuperar un gran número de empresas y empleos que aún no se re integran a nuestra economía a causa de la pandemia.

A través de los apoyos tanto gubernamentales como privados, vía la promoción de los productos de calidad hechos en México se puede impulsar a la industria nacional, aprovechando todos los tratados comerciales de libre comercio firmados por nuestro país y diversificando mercados. “El mundo de los negocios es amplio y allí deberá estar México con sus productos de calidad”, aseguró.

Por tanto, el sector empresarial mexicano seguirá insistiendo que México necesita trabajar conjuntamente con el gobierno y enfocarse para elevar su competitividad mediante una real reactivación de su mercado interno y que ésta, sea en forma uniforme a lo largo de todas las regiones del país y no solo en unas cuantas, como actualmente se hace en el sur sureste.

kg