La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) demandó a las autoridades federales ante el riesgo que representa el desmedido aumento de importaciones acereras.

La Canacero señaló que el incremento de las compras foráneas puede ocasionar que se pospongan las inversiones y se reduzca el empleo en el sector.

Por ello, planteó la revisión a la política arancelaria contra países con los que no existe tratado comercial y pidió a la dependencia que actué con mayor agilidad en la apertura de investigaciones por competencia desleal.

Asimismo, en las revisiones a las importaciones para detectar falseamientos y en la actuación diplomática conjunta con los socios comerciales.

También requirió que se fortalezca el sistema de precios siderúrgicos de alerta, para ampliar las revisiones aduaneras respectivas.

Y es que de acuerdo con la Canacero, al cierre de noviembre pasado la importación de laminados registró un nivel de 5.5 millones de toneladas, lo que implica un crecimiento de 29% en comparación con el mismo período del año pasado.

Mientras que los productos derivados registraron 2.0 millones de toneladas para una tasa de crecimiento de 30%, durante el mismo periodo.

En este contexto, la Canacero, destacó que el crecimiento acelerado en la importación de productos laminados de acero, buena parte de ellos en condiciones de comercio desleal y/o ilegal, están causando una severo daño a la industria siderúrgica nacional.

Destacó que entre los productos más afectados por las importaciones están la placa, con un crecimiento acumulado en las compras a noviembre de 32 por ciento.

Mientras que la lámina caliente, de 46%; el alambrón, 59%; la varilla, 314%; la lámina galvanizada, 45% y la tubería con costura, 46 por ciento.

La cúpula empresarial indicó que un volumen considerable del total importado proviene de países con quien México no tiene tratados de libre comercio, que se caracterizan por prácticas de comercio desleal -como son China, Rusia, Ucrania, entre otros-.

Expuso que análisis de mercado reflejan que el problema de las importaciones tenderá a agravarse en los próximos meses, dada la detección de nuevos embarques destinados al mercado mexicano, provenientes de Ucrania y China principalmente.

Agregó que además de la existencia de subsidios y efectos dumping, los introductores de esos aceros utilizan prácticas como la de falsear o variar sus características.

"Este escenario de importaciones crecientes y en condiciones desleales, aunado a baja en la producción y exportación, coloca a la industria siderúrgica nacional en una situación de daño que demanda la actuación inmediata de las autoridades mexicanas", subrayó la Canacero.

Agregó que entre los países que exportan al mercado mexicano, destacan Ucrania, China, Rusia, Turquía, Corea del Sur e India.

Al respecto, el director general de Canacero, Salvador Quesada, señaló que "la gravedad de la situación exige una actuación inmediata de las autoridades.

klm