La Mesa de Enlace en Argentina (Sociedad Rural Argentina, Coninagro, la Federación Agraria Argentina y Confederaciones Rurales Argentina) tuvo una reunión cumbre, el miércoles por la noche, junto al sector de frigoríficos exportadores, luego de la decisión que habría tomado el Gobierno de reabrir parcialmente las exportaciones.

Los presidentes tienen cautela y sostienen que hay que esperar a que se oficialicen las medidas, de manera unánime están en desacuerdo con la decisión de un "cupo" de exportaciones porque afecta a los productores. El encuentro presencial estaba previsto desde la semana pasada. Por parte del sector frigorífico exportador, el principal representante fue Mario Ravettino, presidente del consorcio ABC. Jorge Chemes, presidente de CRA explicó: "fue un encuentro para escuchar. Si el Gobierno no anuncia una solución lógica los productores nos van a pedir más medidas de fuerza". En esta línea, Ariel Bianchi, productor autoconvocado, confirmó que de oficializarse los cupos de exportación hay mucha presión acumulada entre productores para elevar las medidas de fuerza y convertir el cese de comercialización de carne también en un cese de comercialización de granos.

Por su parte, Carlos Achetoni, presidente de FAA, afirmó: "estos cupos tendrán el mismo efecto sobre el precio de la hacienda".

A casi un mes del cierre de exportaciones el impacto fue una suba de precios en las carnicerías del 6.1% de acuerdo a las cifras del IPCVA y, una baja en el precio de las vacas que se exportan a China -y no se consumen en el país- del 20%. De acuerdo a las estimaciones de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina si se toman las cuatro semanas de cierre de exportaciones que hubo y las seis próximas semanas al 50% el país perderá  350 millones de dólares.