El presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), José Zozaya, consideró que las modificaciones a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario envían una mala señal a los inversionistas internacionales, porque dejan claro que no se respeta el Estado de Derecho en el país.

En conferencia telefónica, refirió que las empresas que tienen concesión invertirán este año cerca de 1,000 millones de dólares y que ven con preocupación que prospere la iniciativa con el argumento de incremente la competencia ferroviaria facilitando la interconexión.

El dictamen de modificación fue aprobada el martes pasado y ahora se encuentra en el Senado.

Se están cambiando las reglas del juego de una concesión que se dio a 50 años y apenas vamos en el 16. Eso es algo muy peligros, no solo para las empresas como la nuestra (Kansas City Southern de México) porque nos afecta directamente, sino para la imagen de México para traer inversión a otros sectores, ahora que tanto se están buscando , comentó.

Zozaya afirmó que mantuvieron una estrecha relación con los diputados para aportar su experiencia en los ajustes a la ley; sin embargo, no fueron tomados en cuenta.

Se busca para incrementar la operación un otorgamiento de derechos de paso de forma indiscriminada y eso causará un caos en la operación ferroviaria y accidentes. Recordemos que la vía es una y pasa un tren a la vez , refirió.

Por lo pronto, como representante de AMF, dijo, mantiene una estrecha relación con los senadores que analizan la propuesta para presentar sus argumentos.

Van por integración nacional

Haz clic en la imagen para ampliarla

mac