En tan sólo siete días, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en fast-track la iniciativa presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar, adicionar y derogar diversas disposiciones de la Ley de Aviación Civil, específicamente para unificar normas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) con el propósito de controlar la aeronáutica comercial. Con 429 votos a favor, cero en contra y dos abstenciones, este dictamen fue enviado al Senado de la República para su análisis y votación.

La reforma establece que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ejercerá la autoridad aeronáutica en los aeropuertos, helipuertos y aeródromos en general, a través de la Agencia Federal de Aviación Civil, por conducto de los comandantes regionales y los comandantes de aeropuerto.

Además de plantear que la información que se genere por investigación o auditoría de accidentes aeronáuticos serán clasificados o desclasificados de acuerdo con los estipulado por la Constitución, la ley en materia de transparencia y los tratados internacionales vigentes.

Asimismo, la propuesta del presidente prohíbe las prácticas de cabotaje por parte de permisionarios extranjeros en territorio mexicano, Así como los propietarios extranjeros de aeronaves no mexicanas destinadas para uso particular, que también tendrán prohibido realizar prácticas de cabotaje.

En tanto, el dictamen añade que únicamente el permisionario mexicano que preste servicio de transporte aéreo internacional bajo la modalidad de taxi aéreo o de fletamento, puede transportar entre dos o más puntos en territorio nacional a los pasajeros, carga, correo o una combinación de éstos que hayan embarcado en un punto en el extranjero.

Mientras que la Comisión investigadora y Dictaminadora de Accidentes Aéreos contará con las siguientes facultades para investigar accidentes e incidentes de aviación: coordinar, requerir y recibir información, realizar la investigación del incidente o accidente. También, requerir la asistencia de las personas que considere necesario entrevistar para que rindan cualquier aclaración, pregunta o proporcionen información sobre el accidente o incidente aéreo.

“La aviación civil representa en México una fuente de ingreso económico nacional y de generación de empleos muy importante. Asimismo, es un pilar esencial de la infraestructura de comunicaciones y transportación pública de cualquier país”, se argumentó en el dictamen.

Por lo que, la Ley de Aviación Civil tiene por objeto regular el uso o aprovechamiento del espacio aéreo situado sobre el territorio nacional, respecto de la prestación y desarrollo de los servicios de transporte aéreo civil y de Estado. Destaca la necesidad de establecer excepciones para otorgar un certificado de aeronavegabilidad especial.

maritza.perez@eleconomista.mx