El valor de fusiones y adquisiciones en América Latina caerá 14.4% en el 2020, pasando de 90,000 millones de dólares anuales a 77,000 millones, debido a la incertidumbre económica global, reveló un informe de las consultorías Baker McKenzie y Oxford Economics.

“La actividad transaccional continuará en crisis a nivel global en el 2020 producto de la actual incertidumbre económica mundial y del riesgo de recesión económica”, de acuerdo con el quinto Pronóstico Global de Transacciones.

En el 2019, América Latina registró 27,312 millones de dólares en transacciones domésticas y 62,680 millones en transacciones transfronterizas.

Mientras que para el 2020, el informe pronostica 25,230 millones de dólares en transacciones domésticas y 52,095 millones en transacciones transfronterizas.

A nivel global, la caída será de 25% en la actividad de fusiones y adquisiciones, pasando de 2.8 billones de dólares en el 2019 a 2.1 billones en el 2020.

“Las transacciones están ocurriendo, pero la desaceleración actual resulta inevitable teniendo en cuenta la continua incertidumbre en torno al comercio internacional y controles regulatorios”, expresó el líder del Grupo Transaccional Global de Baker McKenzie, Ai Ai Wong, según un comunicado de la compañía.

Las fusiones y adquisiciones bajarán de 3,537 millones de dólares a 2,065 millones en Argentina; de 40,359 millones de dólares a 36,971 millones en Brasil, y de 8,866 millones de dólares a 7,785 millones en Chile. Mientras que en México se reducirán de 7,322 millones de dólares a 4,881 millones; en Perú de 3,357 millones de dólares a 2,768 millones y sólo aumentarán en Colombia, pasando de 1,335 millones de dólares a 1,569 millones.

“Se pronostica que Argentina experimentará la mayor caída en la actividad doméstica de fusiones y adquisiciones en el 2020, debido a la actual crisis económica y la incertidumbre política del país, aunque se espera que esta cifra se recupere ligeramente para el 2021”, recoge el comunicado.

Asimismo, sostiene que “Chile, Perú y México tienen las condiciones más favorables para la realización de transacciones en la región, aunque se espera un descenso en la actividad de fusiones y adquisiciones en los tres mercados el próximo año”.

“Aunque la volatilidad política en América Latina ha contribuido al declive de la actividad regional de fusiones y adquisiciones, una vez que se alcance el equilibrio tras los resultados de las elecciones del 2018 y 2019, podemos esperar un repunte económico”, comentó Jaime Trujillo, presidente de Baker McKenzie para América Latina.