Durante mayo del 2019 el sector constructor registró una caída de 10.3% en el valor de su producción total a tasa anual. Con este resultado se ligan 11 meses al hilo siguiendo una racha negativa en la generación económica de las empresas constructoras.

En su comparación mensual el valor de las obras en México también registró una reducción importante; durante mayo fue 3.1% menor que en abril, de acuerdo con cifras desestacionalizadas de la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Cae el valor de la producción de edificaciones e infraestructura

En su clasificación por tipo de construcción la caída más pronunciada se presentó en el rubro de otras construcciones, donde se contempla la instalación en edificios, montaje de estructuras y trabajos de albañilería y acabado. El valor de las obras de este subsector cayó 26.8% en comparación anual; ejerciendo presiones negativas en el sector constructor total ya aporta el 12% del total de la generación económica del sector construcción.

Otra caída importante se dio en el subsector de obras de transporte y urbanización; durante mayo su valor generado fue 18.6% menor que mayo del año pasado. Esto implica una reducción significativa en el valor de las obras carreteras, caminos, puentes, obras de transporte en las ciudades, infraestructura marítima y fluvial y obras ferroviarias, que representan el 21% del total de la construcción.

Las obras de edificación cayeron 7.8% en comparación anual, la tercera caída más pronunciada de los seis subsectores de la construcción. La construcción de viviendas, edificios industriales y comerciales, escuelas, hospitales y clínicas representa el 47% del total de la generación económica en este sector.

Las dos caídas más ligeras se presentaron en el valor generado por obras de agua, riesgo y saneamiento y obras relacionadas con la infraestructura eléctrica y de telecomunicaciones. Durante mayo el valor de las obras cayó 6.5 y 6.1% respectivamente en estos rubros. En conjunto estos subsectores de la construcción aportan 13% al total.

Obras petroquímicas despegan

El único rubro que presentó resultados positivos fue el de las obras relacionadas con la industria petroquímica. El valor generado por construcción de refinerías, plantas petroleras, oleoductos y gasoductos incrementó 35.4% en comparación anual.

El valor económico de estas obras contribuye con el 7% al total generado por la construcción. Este despegue en su producción significó el crecimiento más pronunciado en casi trece años (diciembre del 2006).

Mercado laboral debilitado en el sector constructor

El sector de la construcción en México presentó números rojos en todos sus indicadores laborales durante el quinto mes del año, reflejando un mercado laboral débil en comparación con el mismo mes del 2018.

El personal ocupado total dentro de las empresas constructoras cayó 4.7% a tasa anual. Al interior del personal, el nivel de empleados presentó una contracción de 5.8% y el nivel de obreros se contrajo 4.1 por ciento.

En general las remuneraciones medias reales pagadas a los trabajadores de este sector cayeron 0.7%; explicado por una caída de 5.4% en los sueldos percibidos por empleados en combinación con un incremento de 1.9% en los salarios percibidos por los obreros.