El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, aseguró que se ha logrado el control de 122 ductos en los que se robaban 18,200 barriles diarios de gasolinas y diesel en el país, mientras que la desviación de combustible por robo fue de 6,700 barriles por día el pasado 12 de enero, con una caída mensual de 88%, por lo que la estrategia para combatir este ilícito ha dado resultados, mientras las ventas de gasolina de la empresa se han elevado, pese a la escasez de productos en el Centro y el Bajío.

De acuerdo con el director general de la petrolera, entre el 21 de diciembre y el 12 de enero se han controlado 122 ductos con un robo de 18,200 barriles por día de gasolinas en promedio. En noviembre, los ductos operando con robo de 57,200 barriles diarios en promedio en el país eran 117, y del 1 al 20 de diciembre llegaron a 119.

En el caso del diesel, este control asciende a 47 ductos con robo de 1,886 barriles en promedio diario, mientras que en noviembre los ductos operando con un robo de 16,981 barriles en promedio diario fueron 53.

También se controlaron 15 ductos de turbosina en los que ya no se reporta robo de hidrocarburos, mientras que del 1 al 20 de diciembre los ductos en operación para el transporte de este combustible eran 13 y el robo en volumen era de 4,400 barriles diarios.

Así, la desviación volumétrica por robo se ubicó el pasado 12 de enero en 6,700 barriles diarios, luego de que el 19 de diciembre era de 108,000 barriles por día, aunque el 6 de enero llegó a su mínimo, de 2,500 barriles diarios.

Más ventas de combustible legal

Con esta estrategia de reducción de las ventas de combustible ilegal, la comercialización de combustibles automotrices de Pemex ha repuntado, incluso en entidades donde hay menos abasto por el cierre de ductos, detalló en la conferencia matutina de la Presidencia de la República.

Por ejemplo, entre el viernes 11 y el sábado 12 de enero pasados, Pemex pasó de vender 740,251 barriles por día a 857,861 barriles, un incremento de 16% en un solo día.

En entidades como la Ciudad de México, el aumento fue de 7.4% en esos días, con ventas de 72,955 barriles diarios de Pemex en la capital del país. En el Estado de México, el repunte fue de nada menos que 60%, con ventas de 105,600 barriles durante el 12 de enero. Destaca que en Jalisco el aumento fue de 112% en las ventas, al ubicarse también alrededor de 105,000 barriles diarios en esa fecha.

Para el resto del país, que incluye zonas donde no hay escasez de combustibles, el incremento en las ventas fue de 12%, ya que el sábado 12 de enero Pemex vendió 622,641 barriles.

kgarcia@eleconomista.com.mx