El resultado de las exportaciones de vehículos en Brasil sigue reflejando la crisis en Argentina, que representa el mercado externo más grande para la industria automotriz brasileña. En junio se enviaron 40,300 vehículos, lo que representa una caída de 37.9% en comparación con el mismo mes del año pasado. Los ingresos por ventas en el extranjero el mes pasado fueron de 599.5 millones de dólares, 46.4% menos que en junio del 2018.

Casualmente, la disminución porcentual de los ingresos en el primer semestre del año, 46.4%, fue la misma que en la comparación entre los meses de enero a junio, las exportaciones de vehículos totalizaron 3,500 millones de dólares.

Ante las sucesivas disminuciones en los volúmenes exportados como consecuencia de la crisis en Argentina, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfavea) reafirmó las proyecciones de ventas al exterior para este año. La entidad redujo la expectativa de volumen de ventas en el extranjero de 590,000 a 450,000 vehículos en el 2019, lo que representa una disminución de 28.5% en comparación con el mismo periodo del año anterior. La previsión realizada a principios de año fue una caída de 6.5 por ciento.

Si bien el nuevo cálculo indica 140,000 vehículos menos en la exportación, la entidad no reelaboró sus cálculos para la producción del 2019. Según el presidente de Anfavea, Luiz Carlos Moraes, la entidad cuenta con la mejora del entorno económico brasileño para vender más internamente en el país durante el segundo semestre. Se basa principalmente en la aprobación de la reforma de pensiones. “Esperamos mejorar los negocios en el mercado nacional, lo que puede hacer que las ventas en Brasil compensen la pérdida de 140,000 unidades en las exportaciones”, dijo.

Producción de vehículos

En tanto, la producción de vehículos continúa cayendo debido a la retracción en las ventas externas a Argentina. En junio, 233,100 vehículos abandonaron las automotrices, 9% menos que en el mismo mes del año pasado.

En el acumulado del año, sin embargo, el resultado sigue siendo positivo. De enero a junio, se produjeron 1.47 millones de unidades, 2.8% más que hace un año.

Anfavea espera producir 3.14 millones de vehículos en el 2019, lo que representa un aumento de 9% con respecto al 2018. Según Moraes, este pronóstico podría caer a 3 millones. “Pero esperaremos y veremos el partido en la segunda mitad”, dijo.

Venta de vehículos

Por otro lado, la venta de vehículos nuevos en el mercado continúa expandiéndose. En junio, 223,200 autos, vehículos comerciales ligeros, camiones y autobuses fueron autorizados en el país. El volumen representó una alza de 10.5% con respecto al mismo mes del año pasado.

En el acumulado del año, el resultado también fue positivo en este caso. El volumen de ventas de vehículos nuevos en el primer semestre fue 12.1% más alto que en el mismo periodo del 2018, alcanzando 1.31 millones de unidades.

El martes pasado, la Federación Nacional de Distribuidores de Automóviles, la entidad que representa a los concesionarios, indicó las ventas directas como responsables del crecimiento constante de las ventas de automóviles en el país.