Con la recaudación de 357 millones de dólares culminó el periodo de opción preferente del aumento de capital por 400 millones de dólares que está llevando a cabo la Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV).

Los accionistas de la naviera suscribieron y pagaron aproximadamente 10,420 millones de acciones, a un precio de 21 dólares por cada acción. El monto obtenido equivale al 89% del total de la capitalización. El accionista controlador, Quiñenco, suscribió todas las acciones equivalentes a su prorrata.

El remanente de acciones será ofrecido al mercado mediante un remate, el cual está siendo liderado por Itaú BBA Corredor de Bolsa Limitada y Santander S.A. Corredores de Bolsa.

"Esta es una oportunidad para invertir en una compañía naviera global, que facturará aproximadamente 12 mil millones de dólares con un potencial de sinergias en su estructura de costos por 300 millones de dólares al año y de la cual CSAV es hoy el mayor accionista. Agradecemos el enorme respaldo de nuestros accionistas, ya que consideramos que el resultado del período de opción preferente es tremendamente exitoso y nos hace estar optimistas respecto de la colocación del remanente", señaló el gerente general de CSAV, Oscar Hasbún.

Los recursos obtenidos se destinaron a suscribir el aumento de capital de Hapag-Lloyd tras la fusión por 370 millones de euros, mediante el cual la naviera chilena incrementó su participación en Hapag-Lloyd de 30% a un 34% y a cubrir los gastos relacionados con la transacción.

abr