La Comisión Reguladora de Energía (CRE) sancionó a Petróleos Mexicanos (Pemex) Logística con una multa de 12 millones 445,850 pesos por no haber hecho del conocimiento del regulador en el plazo establecido las condiciones especiales que pactó tanto con Pemex Transformación Industrial como con el único privado al que le arrienda ductos de transporte de petrolíferos: la estadounidense Tesoro (hoy Andeavor), tras la firma de los contratos para los sistemas de Baja California y Sonora, otorgados en la primera temporada abierta que se llevó a cabo en el país.

Lo anterior, con base en lo expuesto en la resolución RES/1547/2018, firmada por el comisionado presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, la omisión de la subsidiaria de Pemex está fundamentada en el Artículo 86, fracción II inciso j de la Ley de Hidrocarburos, así como en el punto 32.2 de las Disposiciones Administrativas de Carácter General en materia materia de acceso abierto y prestación de los servicios de transporte por ducto y almacenamiento de petrolíferos y petroquímicos.

Así, Pemex estaba obligado a reportar a la CRE las condiciones especiales negociadas en un plazo de máximo 15 días hábiles, después de la fecha de suscripción de dos contratos con Pemex Transformación Industrial y dos con Tesoro en los sistemas de Rosarito y Guaymas, que se firmaron el 18 de julio de 2017.

En el caso de los contratos celebrados con Tesoro, las condiciones especiales pactadas fueron para la facturación y forma de pago, la penalización y bonificaciones y la vigencia del contrato, mientras que para Pemex TRI se añadieron condiciones especiales en las garantías.

Cabe recordar que hasta el momento, Andeavor es la única empresa que ha conseguido arrendar capacidad en la infraestructura de Pemex Logística, luego de que  hace un año con ofertas promedio 10% superiores a la tarifa base planteada por la estatal mexicana ganó en arrendamiento de 180,906 barriles en tres terminales de Baja California; más 139,773 barriles en seis terminales de Sonora; junto con 4,650 barriles diarios en dos ductos de Baja California, y 4,885 barriles por día en dos ductos de Sonora.

Las capacidades asignadas en los contratos abarcaron los poliductos Rosarito-Mexicali, Rosarito-Ensenada, Guaymas-Hermosillo y Guaymas-Ciudad Obregón, así como las terminales de almacenamiento de Rosarito, Mexicali y Ensenada en Baja California, y Guaymas, Ciudad Obregón, Hermosillo, Magdalena, Nogales y Navojoa en Sonora y constituyen 20% de los sistemas, mientras que la capacidad restante la mantiene Pemex TRI para sus operaciones.

A finales del mes pasado, Pemex Logística concluyó su segundo proceso de asignación de capacidad de almacenamiento y transporte por ducto a terceros con un solo ganador: nuevamente la empresa estadounidense Andeavor (antes Tesoro) a quien asignó 107,613 barriles en seis sistemas de Baja California Sur, Sinaloa y Chihuahua por los próximos tres años.

Con ello, Andeavor podrá utilizar el 25% de la capacidad de las terminales de almacenamiento de las terminales de Chihuahua, Juárez, La Paz, Culiacán, Mazatlán y Topolobampo, además de 30%, que son 3,050 barriles diarios de capacidad de transporte en los ductos El Paso-Juárez y Juárez-Chihuahua.

La subsidiaria responsable de la infraestructura de almacenamiento y transporte de Pemex lleva a cabo un nuevo proceso de asignación que concluye a más tardar el 31 de agosto en el que buscará nuevamente arrendar capacidad de almacenamiento en terminales y ductos de transporte de petrolíferos a terceros en una nueva temporada abierta en el Sistema Pacífico Golfo que comprende ocho terminales en Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

kgarcia@eleconomista.com.mx