La convocatoria para adquisición de energía por parte del gobierno en el nuevo esquema, que el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) publicará en los próximos días, debe ir aparejada con los requisitos mínimos de adquisición de energía limpia de todos los participantes del sistema eléctrico nacional, por lo que habrá un mercado de compra-venta regulado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que arranca en el 2018, ya que los generadores fósiles tendrán la obligación de adquirir el equivalente a 5% de su producción en certificados de energía limpia (CEL), con el fin de alinear los planes con los de combate el cambio climático y que el país llegue a la meta de 35% de la generación mediante fuentes limpias en el 2024.

Para ello, la CRE publicó para su consulta en el portal de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria dos ordenamientos: las disposiciones para la participación en el mercado de CEL, que será mediante un sistema denominado Declaracel, en que tanto compradores como vendedores tendrán un registro como cuenta de banco que les llevará la contabilidad de sus depósitos y transferencias.

La Comisión Reguladora de Energía hará un balance anual, con actualizaciones mensuales de estos movimientos. El Cenace le enviará cada mes al regulador la información del funcionamiento del sistema, explicaron los comisionados de la CRE, Jesús Serrano y Noé Navarrete, durante la presentación de las subastas de energía a largo plazo en la ciudad de México.

La CRE también publicó la regulación en materia de sanciones en la que destaca que los generadores obligados a comprar CEL tendrán hasta cinco oportunidades de presentar incumplimiento, con multas que van desde seis hasta ocho salarios mínimos por megawatt, y de pasar estos límites, la CRE puede tomar las garantías de crédito que se les obligará a presentar si quieren generar o consumir electricidad en México previamente.

CFE irá por 6 millones de CEL

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza, aseguró a su vez que la estatal eléctrica mexicana tiene previsto adquirir hasta 6 millones de CEL al año para cumplir con el requisito legal de tener al menos 5% de su energía producida con tecnologías fósiles mediante fuentes limpias.

De acuerdo con el subsecretario de Electricidad, César Emiliano Hernández Ochoa, el volumen necesario equivalente de adquisiciones de CEL por parte de la CFE será de 2,500 megawatts hora, que equivalen a 8% de la generación total que tuvo la estatal en el 2014, contando tanto fósiles como fuentes de generación limpia.

[email protected]