El Tratado de Integración Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT o CPTPP por su sigla en inglés) brindará oportunidades para empresas mexicanas, destacó la Secretaría de Economía en un comunicado.

En particular, expuso que el TIPAT le permitirá a México impulsar productos de los sectores automotor, aeroespacial, dispositivos médicos, equipos eléctricos, cosméticos, así como productos del sector agroalimentario como tequila, mezcal, cerveza, aguacate, berries, carne de res, carne de cerdo y jugo de naranja.

“En lo que se refiere a innovación, éste es el acuerdo más avanzado en términos de las reglas del comercio global que hoy está dominado por el comercio intraindustria e intrafirma.

“Este tipo de reglas, tales como las disposiciones de comercio electrónico, telecomunicaciones, propiedad intelectual, llevará a México a contar con reglas con mejores estándares lo que redundará en una mejor calidad de la plataforma productiva y exportadora en México”, dijo.

Según la dependencia, los beneficios potenciales para México de ser parte del CPTPP se derivan del acceso en condiciones preferenciales a nuevos mercados para las exportaciones mexicanas, como Australia, Brunei Darussalam, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, que representan, en su conjunto, un mercado de 2,400 millones de dólares y una población de más 161 millones de habitantes.

También, el acuerdo ofrece acceso a fuentes alternativas de proveeduría con lo que México puede diversificar el origen de sus importaciones en los sectores agrícola y manufacturero.

Otro aspecto relevante es que establece reglas actualizadas para el comercio con socios con los que México ya mantenía tratados de libre comercio como Canadá, Chile, Japón y Perú.

Acumulación de origen, ventaja

Brinda además la posibilidad de acumular origen entre sus miembros, lo que le abre a México nuevas oportunidades de proveeduría para consolidar su plataforma exportadora.

Puso como ejemplo que Australia eliminó su arancel de 5% a importaciones mexicanas de vehículos de pasajeros nuevos, embarcaciones, altavoces individuales, bebidas alcohólicas destiladas, entre otras.

Además, en el sector confección las exportaciones de México que enfrentaban un arancel ad valorem de 10% ahora tendrán acceso libre de arancel. Asimismo, aranceles a diversas autopartes y a otras confecciones mexicanas se eliminarán completamente hacia el 2021.

Singapur es casi una economía libre de aranceles. Sin embargo, existen algunas oportunidades comerciales para México. A partir de la entrada en vigor del TIPAT, la cerveza, una de las principales exportaciones mexicanas al mundo, tendrá acceso libre de arancel a Singapur.

Según los datos de Singapur, México ha estado exportando cerveza de manera recurrente desde el 2001. En el 2017, el valor de la cerveza exportada a Singapur ascendió a 8.1 millones de dólares enfrentando aranceles 16 dólares por litro de alcohol. A partir del 30 de diciembre del 2018, la cerveza mexicana se podrá exportar a Singapur libre de arancel.

En lo que se refiere a inversión, existen oportunidades para realizar coinversiones en sectores como el automotor o el de dispositivos médicos, donde México y Singapur pueden generar asociaciones exportadoras.

Por su parte Nueva Zelanda eliminó aranceles para 94.69% de su universo arancelario de productos, lo que conlleva beneficios inmediatos para México. Por ejemplo, exportaciones mexicanas de vehículos automotores, instrumentos de navegación, páneles eléctricos, preparaciones dentales, partes para ferrocarriles, maquinarias, por mencionar algunos, los cuales enfrentaban aranceles ad valorem de 5% o incluso 10%, ahora entrarán libres de arancel.

El 30 de diciembre del 2024, el reducido universo de productos que no fueron liberalizados en la entrada en vigor del TIPAT para Nueva Zelanda estará libre de aranceles.