El Ejecutivo enviará en breve el decreto con la legislación secundaria de las modificaciones al sector energético, que según el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, contiene las bases para facilitar la participación de nuevos actores en la generación de electricidad limpia, por lo que se prevé una ronda cero para la asignación de algunos proyectos renovables, como los geotérmicos.

Así, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) podrá presentar un plan de inversión y comprobar las capacidades técnicas y operativas que tiene para desarrollar sus cuatro plantas en operación ubicadas en Michoacán, Puebla, Baja California norte y Sur, que juntas tienen 830 Megawatts, o sea 1.5% de la capacidad instalada de la CFE.

Sin embargo, según el Índice Nacional de Energía de la Secretaría de Energía (Sener), el mayor potencial de fuentes renovables del país lo tiene la geotermia, con un potencial de generación de 61,178 gigawatts hora al año, de los cuales sólo se genera 10 por ciento. Esto refleja el enorme interés que se tendrá en este tipo de generación una vez que se pongan en marcha los cambios en el mercado eléctrico nacional.

El año pasado la Sener anunció inversiones para exploración geotérmica por 1,500 millones de pesos, en los que se contemplan riesgos exploratorios, incremento de reservas probadas en Michoacán, Puebla, Nayarit, Baja California, Guanajuato y Chiapas y la instalación del Centro Mexicano de Innovación en Geotermia, en Ensenada, Baja California, proyectos que con una ronda cero para asignaciones a la CFE el gobierno puede conservar para su explotación.

Además, la CFE adjudicó en noviembre a la francesa Alstom el contrato por 480 millones de pesos para la construcción del proyecto Los Humeros III Fase A, que se ubicará en Puebla. Tendrá una capacidad instalada de 25 megawatts y producirá al año más de 200 gigawatts hora en promedio, a partir de que inicie operaciones en el segundo trimestre de 2016.

A privados la Comisión Reguladora de Energía entregó ya el permiso de generación geotérmica en la modalidad de autoabasto a Grupo Dragón -filial de Grupo Salinas-, para la instalación de 25 megawatts en Nayarit, proyecto que tendrá una inversión de 2,500 millones de pesos y estará listo en 2016.

CERTIFICADOS VERDES

Como un mecanismo adicional para fortalecer la generación de energía renovable en el país se crearán certificados de energías limpias para reducir los costos de transacción y un sistema de cap-and-trade para emisiones de carbón, dijo durante la inauguración de México Windpower 2014.

[email protected]