La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha recuperado el equivalente a casi 8% de la generación nacional mediante trabajos de mantenimiento en infraestructura que se encontraba fuera de operaciones, luego de que prácticamente ha cuadruplicado el presupuesto para estos trabajos en comparación con el año pasado.

En 2019 la asignación para trabajos de modernización ascendió a 24,900 millones de pesos para 596 mantenimientos programados de todo el parque de generación de los cuales se han realizado 545 y se concluirá el 2019 con la totalidad de los trabajos.

Para 2020, la estatal contempla realizar otros 640 mantenimientos en distintos equipos de todas sus plantas en el país, luego de que en las últimas administraciones se ejerció menos del 50% de lo que se requería para estos trabajos.

“Este año tuvimos la oportunidad de recuperar 5,800 megawatts que estaban derroteados o que tenían problemas, que estaban fuera de servicio, que implica casi la construcción de seis ciclos combinados de casi 1,000 megawatts”, dijo Héctor López Villarreal, coordinador de Generación de la CFE, en conferencia de prensa.

Laguna Verde

El también coordinador de la central nucleoeléctrica de Laguna Verde, explicó que aunque a su consideración el Plan Nacional de Desarrollo debería contemplar la ampliación de esta central, que es la más eficiente del país con 98% de factor de planta, no existen todavía proyecciones concretas al respecto, luego de que en la última repotencialización pasada que se hizo hace 10 años no se cambió el reactor, sino que se utilizó energía excedente y lo que se cambió fue el turbogenerador eléctrico de 675 megawatts a 800 megawatts cada uno, una repotencialización del 15% de la central.

“Yo sugería que se construyera en Laguna Verde, hay espacio suficiente para instalar otras dos unidades, quizás de 1,400 megawatts cada una, como es el estándar ahorita internacional, ya son capacidades importantes y que nuestro sistema eléctrico nacional, las aguante, las resista, que no pierda estabilidad, en dado caso de algún disparo, de alguna de ellas”, aseguró.

En lo que respecta a nueva generación, aseguró que no se plantea ninguna hidroeléctrica grande en el país, porque ya no hay lugares adecuados, de manera que se está planeando nada más repotenciaciones de las unidades en funciones, como Chicoasén y algunas otras, cuyo costo asciende a cerca de 1,000 dólares el kilowatt.

[email protected]