El sistema de distribución de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tuvo pérdidas de 34,467 gigawatts hora en el 2019, que representan 10.97% del total distribuido, y pérdidas económicas de 54,845 millones de pesos.

De estas pérdidas de energía, 50% correspondió a pérdidas técnicas o por calentamiento y obsolescencia de los sistemas, y la otra mitad fue pérdida no técnica, por robo o impago de la energía. En contraste con el 2018, las pérdidas disminuyeron en su totalidad 0.24 puntos porcentuales, ya que el año anterior cerraron en 11.21% de la energía distribuida. La variable sumó así, cuando menos, 10 años de caídas consecutivas.

Pero, según explicó Guillermo Narváez, director de CFE Distribución, en conferencia de prensa, la disminución no provino de mejoras en la infraestructura de la estatal, ya que hubo ajustes presupuestarios por el arranque de la administración que no permitieron realizar inversiones. Por tanto, la reducción de pérdidas fue en el rubro de no técnicas.

“Es la primera vez que el índice de pérdidas de energía está por debajo de 11% para la CFE a nivel nacional desde que se comenzó a operar el área donde antes daba servicio Luz y Fuerza del Centro, es decir, la región central del país”, dijo el funcionario, “hay regiones como el Bajío donde las pérdidas promediaron casi 5%, pero en el centro sigue en 16%, aunque cuando tomamos la operación de esta región las pérdidas eran de 35 por ciento”.

La recuperación económica que se obtuvo por la disminución de estas pérdidas no técnicas fue entonces de 6,800 millones de pesos y 3,800 gigawatts hora gracias a acciones de la CFE.

Para el 2020 se invertirán 3,000 millones de pesos en la modernización de infraestructura para reducir las pérdidas técnicas, por lo que junto con las no técnicas en su totalidad permitirán que la red de distribución reduzca a un nivel de 9.99% de la energía, con lo que se recuperarán cerca de 7,000 millones de pesos. “Durante el 2020 se realizarán cinco acciones correctivas para disminuir las pérdidas técnicas y no técnicas”, explicó Navárez, “se atenderán anomalías, se modernizarán medidores, y se regularizarán asentamientos y usuarios”.

El director de CFE Distribución señaló que las pérdidas de energía para el sector de alta tensión, que es la gran industria, fueron de 2,386 gigas por hora, mientras que para la media tensión de 6,944 unidades y para la baja tensión, que son pequeños comercios y residenciales, de 25,136 gigawatts por hora.

[email protected]